El Volkswagen Scirocco R es la tercera versión de este modelo y lleva ya unos meses en el mercado. La compañía recuperó en 2008 un modelo cupé con el nombre de aquel coche mítico que aunque dejó de fabricarse en 1992, siempre estará muy vivo en nuestra memoria y en el garaje de quienes valoran los coches legendarios. Hoy te contamos sus características principales.

Volkswagen Scirocco R
Volkswagen Scirocco R

Volkswagen Scirocco R un modelo deportivo

Aunque no cabe duda de que el triunfador de la marca alemana es el Golf, el Scirocco nos da una categoría diferente tanto en cuanto a prestaciones como en cuanto a estética. Pero su principal hándicap es que no está tan preparado para un uso común como el Golf. El Volkswagen Scirocco R no es precisamente un coche familiar, ya que solo dispone de 2+2 plazas, tres puertas y un maletero de 312 litros, para que nos hagamos una ideal el del Volkswagen Golf es de 380 y no se puede decir que sea tampoco el más grande del mercado. Pero seguro que quien piensa en comprar este modelo no tiene en mente utilizarlo para llevar a los niños al centro comercial.
El Volkswagen Scirocco R es un coche deportivo por eso quienes lo adquieren tienen claro el tipo de rendimiento que quieren sacarle y cuenta con la ventaja de que no tiene 2 plazas como otros de su gama lo cual los limita bastante, sino cuatro. Por lo que es mejor ver este vehículo desde ese punto de vista, no lamentarnos porque solo tiene 4 plazas sino valorar que siendo un deportivo tenga esa cantidad en lugar de 2.

Características principales del Volkswagen Scirocco R

El Volkswagen Scirocco R tiene motor TSI de 280 CV y cambio DSG de seis velocidades en su versión superior, por lo que puede correr más de lo que permiten las normas de tráfico, así que mucho cuidado. Pasa de 0 a 100 km/h en tan solo 5,5 segundos y sería capaz de rebasar los 250 km/h en los que se ha situado su límite. Aunque hay que decir que responde muy bien ante una velocidad alta y en tramos con curvas. La suspensión adaptativa DCC hace que la conducción pase desapercibida y si somos los pasajeros lleguemos a olvidar que estamos en carretera, en el caso del conductor esperamos que eso no ocurra nunca. Dispones de dos versiones gasolina, una de 280 CV/206 kW, un consumo de 8 litros a los 100 y unas emisiones de 187 g/km desde 38.770 euros pero sin DSG, y otra con DSG y un consumo y emisiones de CO2 ligeramente inferiores desde 40.580 euros.

La suspensión de firmeza variable DCC del Volkswagen Scirocco R

La suspensión de firmeza variable DCC te permite escoger mediante un mando que se encuentra delante de la palanca de cambios el tipo de conducción que desees, a saber Comfort, Normal y Sport. De esta manera se regula la dureza de la suspensión, la dirección, el acelerador y cómo se llevan a cabo los cambios de sus seis velocidades mencionadas. Por ejemplo si eliges la opción Sport la conducción se endurece y es más precisa, dicen los expertos que es el modo en el que más se disfruta de las carreteras.

Otras prestaciones del Volkswagen Scirocco R

Cuenta con sensores delanteros para facilitar el aparcamiento, cámara marcha atrás y además te avisa de las presencia de obstáculos en ángulos ciegos gracias a que cuenta con espejos con Blind Spot.
Para compensar la velocidad que alcanza tiene un diferencial electrónico delantero que nos libra del sobreviraje cuando abandonamos las curvas lentas y al acelerar con fuerza, lo que es imprescindible cuando se va al límite de lo permitido. Sus frenos funcionan bien, pero dependiendo de nuestra manera de conducir, si tenemos la costumbre de frenar constantemente por ejemplo en las bajadas, se terminan resintiendo. Pero como sabes es un problema de fácil solución, solo hay que cambiar el líquido.

La estética del Volkswagen Scirocco R

En cuanto a la estética del Volkswagen Scirocco R podemos apuntar que dispone de entradas de aire dimensionadas, faros bi-xenón, las carcasas de retrovisores en cromo mate, los faldones ensanchados, los escapes cromados, sus llantas específicas son de 18 pulgadas y cuentan con un detalle en carbono en el interior. Sus asientos son similares a los baquet de carreras y el volante está cortado en la parte inferior para facilitar la conducción. Además en el salpicadero han situado tres relojes deportivos que ayudan a sentir mejor la experiencia de poseer uno de estos vehículos. Eso sí, no están de adorno ya que nos permiten conocer la presión del turbo, el aceite del motor y su temperatura.
Ahora ya conoces mejor el Volkswagen Scirocco R, un deportivo con buenas prestaciones.

Estudiaremos el mercado del Volkswagen Scirocco de ocasión de ocasión en un articulo mas adelante.

Dejar respuesta