A estas alturas de la película todavía no conocemos las dimensiones que alcanzará finalmente el caso Volkswagen, no solo para el fabricante alemán sino para el mundo del motor en general. Pero no cabe duda, será el Grupo el que más pague las consecuencias de todo lo ocurrido, hasta qué punto es algo de momento difícil de cuantificar, entre otras razones porque a día de hoy todavía se desconoce con exactitud el alcance que finalmente tendrá todo este proceso, del que por cierto conocemos nuevos datos prácticamente a diario. Ahora sabemos que es posible que Volkswagen se vea obligado a comprar a sus dueños parte de los coches afectados en Estados Unidos.

Volkswagen recomprará sus vehículos en Estados Unidos
Volkswagen recomprará sus vehículos en Estados Unidos

Repara el software de los motores demasiado costoso para Volkswagen

En un principio la idea que tenía Volkswagen era reparar el software manipulado de todos los coches afectados. Pero a la hora de la verdad parece que esta operación es más complicada de lo que en un primer momento había pensado.

Por lo que la compañía alemana se teme que tendrá que recomprar los vehículos a sus propietarios para solventar el asunto en lugar de arreglar el problema.

Al menos eso es lo que ha declarado la responsable del Grupo Volkswagen en California, Many Nichols, al periódico alemán Handelsblatt:

Creo que es bastante probable que Volkswagen ser vea obligada a recomprar al menos parte de la flota a sus propietarios.

El escándalo Volkswagen sigue creciendo en Estados Unidos

En Estados Unidos el escándalo de Volkswagen sigue aumentando puesto que ahora se ha conocido que el fabricante alemán admitió el pasado 19 de agosto a las autoridades norteamericanas que habían manipulado las emisiones de gases.

Volkswagen reconoció, aunque no totalmente, que había ciertas irregularidades con el software de sus motores con el fin de cambiar los resultados en cuanto a emisiones que mostraban en las revisiones oficiales.

Volkswagen culpa del asunto a sus propios ingenieros

Desde el Grupo Volkswagen afirman que no eran ellos los responsables directos de la manipulación sino que detrás de todo este turbio asunto se encuentran algunos ingenieros de la empresa y que además todos sus clientes pueden estar tranquilos ya que serán resarcidos de una u otra manera.

Dos senadores demócratas estadounidenses han publicado en diferentes medios de comunicación del país una dura carta dirigida al Grupo Volkswagen en la que exigen grandes compensaciones para todos los clientes afectado en la cual daban como una de las posibilidades la recompra de los vehículos.

Ahora el Grupo reconoce que se está planteando esa posibilidad en dicho país, pero por el momento no han querido confirmar si es una opción para el resto de los lugares.

Volkswagen invertirá el próximo año 1.000 millones menos

Por otro lado, Mathias Müller el presidente de Volkswagen ha reconocido que el escándalo de las emisiones va a obligar a la compañía a dejar a un lado todas las inversiones que no sean estrictamente necesarias.

Por lo que ha anunciado que habrá un recorte inicial de inversiones, que será por cierto el primero desde el año 2009, se pasará de los 13.000 millones a los 12.000 millones para el año que viene.

Afirman que se centrarán exclusivamente en las inversiones y en los gastos previstos. Para ellos es la fórmula para responder a los tiempos turbulentos que están viviendo en la actualidad.

Para algunos expertos este plan del Grupo alemán es demasiado conservador ya que en su opinión deberían ser más ambiciosos.

Sin embargo los inversores si han aprobado los planes que ha presentado Volkswagen puesto que subieron en la bolsa alemana un 2,5%, es cierto que no es un gran aumento pero hay que tener en cuenta que en los últimos tres meses el fabricante alemán ha perdido más del 35% de su valor.

La crisis más grave de Volkswagen desde la II Guerra Mundial

Volkswagen ha querido anunciar la primera parte por así decirlo de las medidas que van a tomar para tratar de solventar la crisis más grave del fabricante desde el final de la II Guerra Mundial.

Aunque ya conocemos cuál será el recorte que hará el Grupo en el año 2016, todavía desconocemos cuál será el que efectuará en total en el período que va de 2015 a 2019. Para esos años había prevista una inversión de 85.600 millones, de los cuales una cuarta parte se destinarían a la investigación y al desarrollo.

Asimismo el presidente de la compañía ha anunciado que va incrementar su inversión para la propulsión alternativa en 100 millones de euros.

También ha comunicado que ya no va a construir su nuevo centro de diseño en la central de Wolfsburgo, lo que le supondrá el ahorro de 100 millones de euros.

Sin duda lo comentado en este artículo, tanto en relación a la recompra de vehículos en Estados Unidos, como al recorte de las inversiones de la empresa, son solo el principio. Estaremos atentos a más novedades. 

Dejar respuesta