Los años de conducción y los vicios creados nos llevan a tener comportamientos que en muchas ocasiones son motivo de sanción. Como es bueno refrescar la memoria de vez en cuando, Arval, la compañía de movilidad de BNP Paribas, proporciona una serie de recomendaciones para evitar conductas al volante que pongan en riesgo la seguridad vial.

No estamos solos en la carretera

Sin ser conscientes de ello, a veces, realizamos una conducción muy egoísta. ¿Cuántas veces nos hemos creído que el carril izquierdo es solo para nosotros, hemos hecho rectas las glorietas o hemos cambiado de carril sin poner el intermitente provocando el enfado del conductor que nos seguía? Seguro que más de una… Hay que mantenerse en el carril más a la derecha posible; en las glorietas hay que girar correctamente y, por supuesto, marcar cada uno de nuestros movimientos con los intermitentes. No pasa nada si nos pasamos de salida. Mejor volver a hacer una vuelta completa que provocar un accidente.

¿Hace cuánto que no compruebas las luces?

¿Hace cuánto que no compruebas las luces?
¿Hace cuánto que no compruebas las luces?

Arval recuerda que las luces delanteras y traseras no solo sirven para tener una mejor visibilidad, sino también para ser visto. Deben estar bien reguladas, evitando deslumbrar al coche que nos crucemos; deben funcionar todas para no despistar al resto de conductores y se deben encender no solo por la noche sino en condiciones de poca visibilidad, como en los días con el cielo cubierto.

El móvil, siempre con manos libres

El móvil, siempre con manos libres
El móvil, siempre con manos libres

Lo de llevarnos el móvil a la oreja aunque sea un segundo está prohibido, así que si necesitas cogerlo, siempre con un ‘manos libres’. Y, por supuesto, nada de sucumbir a la tentación de mirar las alertas que generan las aplicaciones de mensajería instantánea, los correos o las redes sociales mientras estemos dentro del coche.

Si vas a conducir, mejor una “sin”

Aunque siempre se dice que dos cervezas o dos copas de vino no dan positivo, si vas a conducir tolerancia cero. Arval recomienda no beber absolutamente nada antes de ponernos al volante. Hay que estar con todos los sentidos puestos en la conducción.

La carretera no es un rally

La falta de paciencia y el mal uso de los carriles por parte de otros hace que muchos conductores se tomen la libertad de realizar adelantamientos de forma más que peligrosa: por la derecha, superando líneas continuas, a la entrada de una curva o en el interior de glorietas. Toda precaución al volante es poca por lo que hay que mantener la calma y tener paciencia en caso de toparnos con un mal conductor. Es posible que lleguemos a nuestro destino algo más tarde de lo que pretendíamos, pero llegaremos sin comprometer nuestra seguridad ni la de los que nos rodean.

Dejar respuesta