Cuando llega el buen tiempo comenzamos la cuenta atrás para empezar nuestras vacaciones. Pocas cosas esperamos con tanto anhelo como el momento de coger el coche y emprender el camino que nos llevará al destino elegido. Donde sin lugar a dudas al menos nos esperan unos días para desconectar de todo y en muchos casos para relajarnos. Uno de los retos que tenemos que superar en el viaje es conseguir si tenemos hijos que estos hagan el trayecto de la manera más tranquila posible y con el menor número de interrupciones, dentro de lo que cabe. Para que lo consigas te vamos a dar unos cuantos consejos prácticos para viajar con niños.

Viajar con niños en coche
Viajar con niños en coche

Consejos para viajar con niños

  1. Buena planificación. Como sucede con todo en la vida, una buena planificación es esencial a la hora de viajar con niños. Asegúrate de que el coche esté en perfecto estado y llévalo a tu taller de confianza si es preciso a pasar una revisión. El viaje se puede convertir en una auténtica pesadilla si tenemos que parar la marcha si sufrimos una avería por no hablar de males mayores. Por eso comprueba antes que todo esté en orden.

  2. Sillas de seguridad. Algo fundamental es que tus hijos viajen seguros, así que revisa todos y cada uno de los anclajes de su silla, si usa un elevador es conveniente cerciorarse de que está en buen estado. Recuerda que una vez que la cabeza de tu hijo sobresalga del asiento de seguridad, debes pasar a una silla superior. Tampoco olvides que el cinturón de seguridad no puede quedar a la altura de su cuello. Deben además viajar siempre en los asientos traseros, el mejor es el central, salvo que estén todos ocupados por menores.

  3. Cuidado con el aire acondicionado. Es verdad que con el calor que hace en esta época del año es difícil no viajar con los sistemas de refrigeración funcionando y en muchos casos a su máximo rendimiento. Pero ten cuidado, estamos convencidos de que lo último que deseas es comenzar las vacaciones con tu pequeño quejándose de dolor en la garganta, así que moderación.

  4. Entretenimiento. La concepción que tienen los niños del tiempo es diferente a la de los adultos. Si no lo has pensado nunca, recuerda lo largos que eran para ti los tres meses de vacaciones cuando eras pequeño y lo rápido que ahora pasan períodos así. Por lo que busca alternativas para que vayan entretenidos. Escuchar música, cantar, juegos entre todos los pasajeros, que no distraigan al conductor, o el socorrido DVD portátil,o la tablet, para que vayan viendo una película.

Consejos para viajar en coche con niños
Consejos para viajar en coche con niños

Más consejos para viajar con niños

  1. Paradas. Aunque no deseamos parar cada cinco minutos, sí que es cierto que al viajar con niños es fundamental detener la marcha cada dos horas. Cuando lo hagas permite que los niños salgan del coche, siempre con seguridad, y que se desfoguen un rato. Tienen mucha energía y conviene que gasten al menos parte de ella. Asegúrate de que todos vayan al servicio antes de reemprender la marcha, incluidos los adultos.

  2. Avituallamiento. Es importante que se comience el viaje transcurridas un par de horas de la última comida, que siempre debe ser ligera. Si salimos después del desayuno, procuremos que sea energético pero que no contenga demasiado líquido, evitaremos que se revuelva el estómago y que tengamos que detener la marcha por otras necesidades.

  3. Viajar de noche. Aunque no a todo el mundo le guste hacerlo, emprender el camino de noche puede ser una excelente opción para viajar con niños. Tengamos en cuenta que cuando llega ese momento los pequeños están cansados de toda la actividad desarrollada durante el día. Además habrá sido una jornada de nervios que incrementarán la sensación de agotamiento. Si tenemos en cuenta que es la hora que su cuerpo asocia con el sueño, es probable que hagan buena parte del trayecto dormidos, lo que será una gran tranquilidad no solo para ti sino también por supuesto para ellos. Eso sí, hay que tomar en consideración que el cansancio también puede hacer mella en ti, por lo que haz las paradas que sean precisas para que la marcha sea segura.

  4. Paciencia. Los niños son niños. Por eso ve preparado para las preguntas acerca de cuando llegamos o cuánto queda, serán constantes, por lo que no te desesperes ante ellas si no que contéstalas con paciencia. No tengas hora para llegar a tu destino, porque si no consigues cumplir con ella, que es lo más probable, te sentirás frustrado. Si necesitas por alguna razón llegar a una hora concreta, sal con mucho tiempo para evitar un estrés innecesario. Piensa además que estás a punto de disfrutar de unos días de vacaciones con las personas que más quieres, motivo suficiente para estar feliz.

Viajar con niños es más complicado que hacerlo solo con adultos, en principio. Pero si pones en práctica los consejos que hemos visto seguro que disfrutas de la experiencia.

Dejar respuesta