Con motivo del Salón del Vehículo de Ocasión que ya se ha empezado a celebrar en Madrid el presidente de GANVAM, la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Juan Antonio Sánchez Torres, ha dado una rueda de prensa que nos ha dejado datos francamente interesantes para el sector de los vehículos de ocasión.

Salón vehículos de ocasión
Salón vehículos de ocasión

Estimaciones de ventas para el 2015 de vehículos de ocasión

Nos llama la atención como en los primeros cinco meses del año el crecimiento en el sector ha sido de un 13,1 alcanzándose las 741.000 operaciones. Con las cifras obtenidas hasta ahora y las previsiones que manejan cuentan con cerrar el año con unas 1.735.000 ventas los que supondría un incremento en relación al 2014 de un 3%.
Según opinan la relación que existe entre el número de ventas de vehículos de ocasión y vehículos nuevos será este 2015 de 1,7 a 1. Esta proporción será inferior a la de otros años principalmente por la subida de nuevas matriculaciones gracias a los Planes PIVE que siguen revitalizando el sector. Se cree que terminarán el año con un millón de vehículos nuevos vendidos, que significaría un incremento en torno al 16%. Además no hay que olvidar que para acceder a este tipo de ayudas es requisito indispensable entregar un coche con más de 10 años de antigüedad, que de esta manera no pasa por el mercado de los vehículos de segunda mano sino que termina su vida directamente en la chatarrería. Sin embargo este punto al final es ventajoso para el mercado de los vehículos de ocasión, ya que al desaparecer esta clase de coches da opción a que se vendan modelos más recientes.

Los seminuevos y ‘los adolescentes’ los más atractivos en el sector de los vehículos de ocasión

Este hecho ya se ha dejado sentir en las ventas, ya que empiezan a disminuir las de los coches de más de 10 años mientras que comienzan a adquirir importancia los seminuevos, que han duplicado sus ventas, y los denominados como adolescentes que son aquellos que tienen una antigüedad de entro 3 y 5 años, que a su vez han triplicado las suyas.
Un aspecto importante es que las empresas han vuelto a renovar sus flotas y también lo han hecho las empresas dedicadas al renting, que suman un crecimiento del 27% con respecto al año anterior en cuanto a matriculaciones.

Se necesitan más vehículos de flotas para satisfacer la demanda

Pero aun con todos los expertos comentan que todavía no hay una cantidad suficiente de coches procedentes de flotas para satisfacer la demanda existente. Hay que tener en cuenta que estos vehículos que tienen entre 3 y 5 años y una excelente relación calidad precios son los más codiciados entre quienes buscan un vehículo de ocasión. Esa dificultad para adquirir uno de estos modelos ha hecho que su valor residual aumente en un 15% y que además el volumen de negocios se incremente en un 17,3%, con 4.150 millones de euros.
Sin embargo a pesar de que ha subido su cifra de ventas los seminuevos han tenido que rebajar su precio hasta quedarse en el 60% del valor que tenían originalmente. De no hacerlo sería difícil luchar contra un modelo nuevo rebajado gracias a las ayudas del Plan PIVE y alguna otra promoción puntual de los concesionarios. Aun así su valor residual muestra un ligero alza si lo comparamos con el que tenían el año pasado, un 3,7%.

Un mercado interesante dentro y fuera de España

Un aspecto destacado de todos los datos que se nos aportaron desde GANVAM es que los precios medios de venta en España de los vehículos de ocasión es muy similar al de Europa por lo que cada vez tienen una mayor importancia las exportaciones de vehículos de ocasión al resto del continente. Por supuesto también tiene el efecto contrario, ya no buscamos modelos fuera de nuestras fronteras, debido a que dentro podemos encontrar vehículos de calidad a un precio muy atractivo.

El problema de la venta ilegal de vehículos de ocasión

Uno de los problemas más importante contra el que se tiene que luchar es la venta callejera, que supone un 10% de las que se producen en el todo el mercado de vehículos de ocasión anualmente. Este tipo de negocios ilegales representan una competencia desleal para los profesionales del sector, ya que en esta clase de transacciones no hay obligaciones fiscales ni administrativas. Además tampoco está garantizada su fiabilidad, puesto que no han pasado ninguna clase de control, lo que lleva a las calles de nuestro país vehículos potencialmente peligrosos. Este tipo de prácticas conlleva asimismo unas pérdidas anuales de 300 millones para aquellos que sí cumplen con toda la normativa vigente.
Sin duda unos datos muy interesantes los que nos aporta GANVAM sobre el mundo de los vehículos de ocasión.

Dejar respuesta