Para los expertos los vehículos eléctricos son el futuro. Sin embargo la realidad es que todavía queda mucho camino por recorrer para que este vaticinio se convierta en realidad. Si nos fijamos en los datos de ventas no parece sencillo que este tipo de coches consigan tener la implantación que los más optimistas le auguran. Está claro que requieren de una gran infraestructura con la que aún no cuentan en la mayoría de los países. Además la una gran parte de los modelos no tiene la autonomía necesaria para satisfacer las necesidades de los conductores. Pero a pesar de todas las dificultades a las que se están enfrentando tenemos una buena noticia al respecto, en septiembre habrá un millón de vehículos eléctricos circulando por todo el mundo.

Un millón de vehículos eléctricos circulando por el mundo en septiembre
Un millón de vehículos eléctricos circulando por el mundo en septiembre

En España las ventas de vehículos eléctricos no terminan de despegar

No se puede decir que España sea uno de los países punteros en lo que tiene que ver con la venta de vehículos eléctricos, puesto que solo suponen un exiguo 2% de las matriculaciones que se llevan a cabo en nuestro país. Sin embargo hay otras naciones que sí están consiguiendo implantar poco a poco este tipo de coches lo que llevará a que se alcance la cifra del millón de unidades circulando por las carreteras del mundo.

Las ventas de vehículos eléctricos en el mundo

Los primero que destaca cuando tomamos en consideración el volumen de vehículos eléctricos es que estos tienen una mayor presencia en los países con economías más avanzadas. Por ejemplo, en Estados Unidos hay 295.000 vehículos eléctricos en circulación, a continuación se sitúa Japón que aglutina 110.000 coches de este tipo y en tercer lugar nos encontramos con China, esta potente economía no podía faltar, y son ya 85.000 vehículos eléctricos los que han sido matriculados.

Objetivos para la próxima década en la venta de vehículos eléctricos

Es verdad que las cifras de ventas siguen siendo algo puramente testimonial en relación a todas las que se producen en los citados países pero aun así las autoridades no se rinden. Están convencidos de que este es el camino y de que es necesario apostar por este tipo de automóviles, que no son contaminantes. Por eso en Europa se han marcado como objetivo alcanzar para el año 2025 la cuota del 10% de vehículos eléctricos del total de todos los que circulan por sus carreteras.

Algo que en países como Noruega y Holanda no tienen difícil alcanzar, puesto que ambos tienen un 5% de vehículos eléctricos en sus carreteras, el porcentaje más alto de toda Europa. En Noruega además se han puesto como meta conseguir que para el 2025 todo el parque automovilístico esté compuesto por coches con cero emisiones contaminantes. Mientras que en Alemania el objetivo de momento es lograr que haya un millón de coches eléctricos en circulación para el año 2020.

¿Qué se necesita para que los vehículos eléctricos sean una realidad?

No podemos obviar que las ayudas gubernamentales en forma de subvenciones son fundamentales para que despeguen las ventas de este tipo de coches, algo que en España existe en la actualidad. Pero los expertos no solo piensan que esto es insuficiente, sino que además ni tan siquiera es lo más importante.

En su opinión por encima de las ayudas están las infraestructuras necesarias para que el circular con este tipo de coches no se convierta en una odisea al no ser capaces de encontrar un punto para efectuar la recarga. Pero también los vehículos eléctricos tienen que mejorar sus prestaciones, puesto que muchos conductores se echan atrás porque su autonomía es insuficiente y por el largo tiempo que supone recargar la batería. Sin embargo hay quienes han tomado la iniciativa para solventar estos problemas.

¿Recargar los vehículos eléctricos en la carretera?

Para solucionar este problema en Inglaterra han decidido poner a prueba una novedosa tecnología que permite que sea la propia carretera la que recargue el vehículo. Se quiere comenzar a probarla en carreteras que no sean públicas próximamente, para comprobar si es factible poder hacerlo en las grandes autopistas. El proyecto se centra en la creación de un carril especial para los vehículos eléctricos en el cual el turismo recibiría la carga sin necesidad de cables. No es un invento del todo nuevo ya que en Corea del Sur existe una carretera de 12 kilómetros que sirve para recargar autobuses eléctricos. Sin embargo esta idea se enfrenta a un gran inconveniente: sería necesario modificar los sistemas de los coches actuales. Por eso de momento se contaría únicamente con el transporte público.

Aún no está claro cuándo comenzará el experimento, pero sus responsables confían en que pueda ser antes de un par de años. De momento el Gobierno Británico se está encargando de encontrar empresas que quieran hacerse cargo del proyecto.

No todos tienen claro que este proyecto sea viable, pero aun así parece una posibilidad interesante para facilitar que cada vez haya más vehículos eléctricos en las carreteras.

Dejar respuesta