En más de una ocasión el taller se ha encontrado en la tesitura de que el dueño quiere llevarse el coche sin abonar previamente la factura, ya sea porque no está de acuerdo con el precio o porque al final prefiere no repararlo, negándose también a pagar el coste de la diagnosis. Ante esta situación, ¿se puede retener el vehículo o el cliente tiene derecho a llevárselo por ser de su propiedad?

¿Tiene derecho el dueño de un coche a llevárselo del taller sin haber pagado antes la factura?
¿Tiene derecho el dueño de un coche a llevárselo del taller sin haber pagado antes la factura?

A esta pregunta y otras dudas frecuentes relacionadas con la actividad de la posventa da respuesta La Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (GANVAM) a través de su Boletín Jurídico Mensual.

En este caso, y con el Código Civil en la mano, la patronal aclara que el taller está en su derecho de retener el vehículo hasta que el dueño abone la factura. Es más, si no le paga puede incluso subastar el coche para recuperar el importe pendiente.

De esta forma, si el conductor se pusiera “a malas” y decidiera llevarse el coche por la fuerza estaría incurriendo en un delito reflejado en el Código Penal, ya que, a todos los efectos, el taller es el poseedor legítimo del vehículo hasta que se pague la factura.

En caso de desacuerdo entre el taller y el conductor, el protocolo establece que el cliente debe abonar primero la factura y después poner la reclamación correspondiente. De lo contrario, salvo que presente una orden del juzgado, no podrá llevarse el coche.

 

Dejar respuesta