Está claro que en estos tiempos que corren la tecnología está presente en todas partes y lo estará aún más en los próximos años. No podemos olvidar que es algo que nos beneficia a todos ya que simplifica el trabajo y da unas opciones hasta ahora desconocidas. Por lo que es evidente que a todos nos conviene el tener acceso a ella en cualquiera de los ámbitos de la vida. El mundo del motor no es ajeno a esta constante evolución y va adaptándose a los nuevos tiempos que corren. Así que no debe extrañarnos que a partir de ahora todos los vehículos nuevos que se matriculen cuenten con la tarjeta electrónica ITV.

Tarjeta electrónica ITV
Tarjeta electrónica ITV

Qué tipo de vehículos usarán la tarjeta electrónica ITV

Desde ahora todos los turismos, las furgonetas y los camiones que se matriculen en España dispondrán de la tarjeta electrónica ITV. Tal y como recoge el Real Decreto 667/2015, de 17 de julio, en su Disposición Final Primera, referida a las tarjetas de inspección técnica del tipo B,  también para vehículos de las clases M y N, así como las tarjetas tipo BL contarán con este tipo de tarjeta para la ITV.

El sistema de la DGT para la tarjeta electrónica ITV

La Dirección General de Tráfico, DGT, ha diseñado un sistema electrónico de envío de fichas técnicas a cargo de los Fabricantes, Importadores y Representantes de vehículos, FIR, de esta forma se podrán enviar los datos técnicos de los coches a un Registro de Vehículos Prematriculados, dicho Registro ha sido creado exprofeso para este fin.

Cuando los FIR reciben los datos técnicos del vehículo, la DGT hace las comprobaciones necesarias sobre la información recibida y si está todo correcto se guardan en el Registro de Vehículos Prematriculados.

A los FIR se les informa que el proceso de envío ha sido concluido de la manera adecuada y se les facilita el Número de Identificación del Vehículo, NIVE. Este número será el que se emplee para identificar de manera exclusiva al automóvil.

Más implicado en la tarjeta electrónica ITV

Como sabemos en todos los trámites implicados en la matriculación de un vehículo además de participar los FIR y la DGT, lo hacen las entidades financieras y por supuesto los concesionarios. Por lo que el sistema ideado por la DGT los incluye y tiene en cuenta el papel que hasta ahora venían realizando.

Cuando hablamos de las entidades financieras el sistema de la DGT da la garantía de que el vehículo que ha sido financiado sea matriculado en el momento en el que dichas entidades informen a la DGT de que se puede proceder a su matriculación.

En cuanto a los concesionarios, ellos serán los encargados de informar de manera telemática a la DGT de la persona que está comprando el vehículo, la llamada diligencia de venta.

Con la tarjeta electrónica ITV se evitarán errores

A continuación a la DGT le llegará una solicitud de matriculación con un número de NIVE en la misma, puede ser mediante la matriculación telemática o en las ventanillas. Cuando se matricule el vehículo los datos técnicos serán facilitados por el registro, lo cual contribuirá a evitar que se produzca cualquier fallo en el proceso.

En ese momento la DGT no solo dará un número de matrícula al vehículo, además le asignará su tarjeta electrónica ITV. En ella se podrán inscribir todas las anotaciones que sean pertinentes siempre por medios informáticos.

La tarjeta electrónica ITV ya está muy implantada

Cabe destacar como en la actualidad la gran mayoría de los fabricantes de automóviles ya han conseguido integrar el proyecto de la tarjeta electrónica ITV. Esto se ha traducido en que durante el mes de octubre el 50% de todos los vehículos que se matricularon contaban ya con una ficha electrónica.

Aunque a partir de ahora exista la obligación de emitir las fichas técnicas en el mencionado formato electrónico para todos los fabricantes de vehículos, las fichas técnicas en versión papel seguirán siendo válidas y no supondrá que el propietario del coche tenga que efectuar ninguna clase de trámite.

Información adicional de la DGT

La DGT ha querido acompañar todas estas novedades de esta información adicional que pasamos a detallaros para que tengáis constancia de ella.

Categorías de vehículos:

La ley comunitaria establece cuatro grandes categorías de vehículos motorizados y sus remolques. (Reglamento UE 678/2011)

  • Categoría L. En esta categoría se incluyen los ciclomotores y las motocicletas, así como los vehículos todo terreno (quads) y otros vehículos de poca cilindrada de tres o cuatro ruedas. Dentro de la categoría L, las motocicletas se dividen en dos grupos: con o sin sidecar. También existe una categoría para los ciclomotores de tres ruedas, cuyos motores son de menor cilindrada y alcanzan velocidad punta menos elevadas que los triciclos motorizados.

  • Categoría M. En ella se incluyen los vehículos motorizados de al menos cuatro ruedas destinados al transporte de pasajeros.

  • Categoría N. Estos vehículos a motor están diseñados para el transporte de mercancías. Se agrupan por tamaños, e incluyen camiones y camionetas.

  • Categoría O. Remolques y semirremolques.

Como vemos la DGT no quiere quedar atrás a los avances tecnológicos, algo que sin duda en buena medida conseguirá a través de esta nueva tarjeta electrónica ITV con la que contarán todos los vehículos a partir de ahora.

Dejar respuesta