Los que somos padres buscamos siempre lo mejor para nuestros hijos en todos los campos de la vida, está claro. Uno de los puntos en los que más invertimos es en su salud, buscamos que tenga siempre los mejores cuidados y atenciones, por su puesto siempre efectuados por los profesionales médicos más capacitados. Es evidente que nuestro coche no se puede comparar ni mucho menos con uno de nuestros hijos, nada más lejos. Pero sí que es verdad que es una inversión importante para nosotros, a la que hemos dedicado una buena cantidad de dinero y que además nos sirve para mucho cada día. Por lo que en ningún caso nos gustaría tomar algunas decisiones que puedan perjudicar al vehículo o incluso recortar los años que nos va a durar. Por eso te mostramos unos cuantos consejos para evitar caer en las manos de los talleres ilegales.

Talleres ilegales, 8 consejos para  evitarlos
Talleres ilegales, 8 consejos para evitarlos

Las pérdidas que producen los talleres ilegales

Hace algún tiempo la Guardia Civil denunció que durante todo el año 2014 se habían llegado a cometer 17.070 infracciones en 6.548 talleres mecánicos. Además de todos en los que se detectaron estas actuaciones se pudo comprobar cómo un total de 1.288 eran talleres ilegales. La consecuencia fue que se imputaran a 260 personas, llegándose a detener a otras 259.

Estos talleres cometieron todo tipo de delitos, relacionados con las normativas medioambientales, con no tener licencia, por no cumplir con las normativas de industria o con la Seguridad Social, que le costaron más de 112 millones de euros a este organismo público. Tampoco Hacienda se libra de este asunto ya que se cometieron fraudes con un valor de alrededor de 230 millones.

Otra víctima que deja este tipo de irregularidades y delitos son los talleres que sí son legales, que dejaron de ingresar desde el año 2008 unos 3.500 millones de euros debido a los talleres ilegales.

No se deben utilizar los talleres ilegales

Está claro que nosotros como usuarios de esta clase de servicios en ningún caso queremos contribuir a una actividad delictiva. Además si ponemos nuestro coche en manos de talleres ilegales no vamos a contar con las mismas garantías en ningún caso.

Estamos arriesgándonos claramente a que nuestro vehículo sufra ciertos daños y que a la hora de la verdad no contemos con el medio legal para reclamar nuestros derechos.

Aunque es verdad que en algunas ocasiones lo haremos con plena conciencia, con el fin de podemos ahorrarnos unos cuantos euros, en otras simplemente no seremos capaces de detectar que en realidad son talleres ilegales. A continuación veamos una ayuda para conseguirlo.

GT Motive detecta menos reparaciones de coches

GT Motive es una empresa de software de valoración y gestión de siniestros, averías y mantenimientos. El motivo que le ha llevado a tomar esta decisión es que ha notado como han descendido considerablemente las reparaciones en los talleres. Para ellos detrás de este hecho estarían en parte los talleres ilegales. Por eso en su opinión.

Es básico paralizar esta situación y concienciar a todos de la importancia que tiene detectar a tiempo este taller ilegal que sólo puede traer problemas, además de económicos, de gran calado a la sociedad.

Consejos para detectar los talleres ilegales
  1. Placa. Un taller legal va a cumplir con todos los requisitos que se recogen en el Real Decreto 1457/1986, que nos muestra cómo tiene que ser la placa identificativa del negocio.

  2. Presupuesto. Por ley los propietarios de un vehículo tienen derecho a que se les dé con anterioridad a realizar la reparación un presupuesto por escrito que detalle el trabajo que se va a realizar y su precio.

  3. Factura. Un taller ilegal no nos dará una factura con IVA a la que tenemos derecho.

  4. Resguardo. Cuando dejamos el coche en un negocio legal nos dan una orden de registro que es el resguardo de que se han quedado con nuestro vehículo. Este documento conlleva que si tiene cualquier daño mientras está en su poder se harán cargo. Además sería conveniente que se registrarán los kilómetros cuando lo dejamos.

  5. Recambios. En los talleres ilegales corremos el riesgo de que utilicen piezas usadas sin que nosotros tengamos conciencia de ello. Por cierto tienes que saber que puedes exigir que te entreguen las piezas de tu vehículo que sustituyan.

  6. Garantía. Las reparaciones tienen una garantía por Ley de 3 meses o 2.000 kilómetros.

  7. Limpieza. Tienes que fijarte en que el taller esté limpio, los productos tóxicos a buen recaudo y que sus empleados tomen las medidas de higiene y seguridad necesarias para que su actividad no resulte peligrosa.

  8. Comunicación. Cuando el negocio es legal la comunicación será transparente, resolviendo cualquier duda que nos pueda surgir. Cuando hablamos de talleres ilegales podemos detectar como tratan de ocultarnos cosas.

Ahora ya sabes cómo distinguir entre un taller legal y uno que no lo es.

Dejar respuesta