Durante años hemos estado inmersos en una crisis económica que afectó a casi todo el mundo, solo unos pocos consiguieron salir indemnes e incluso hubo algunos que lograron lucrarse durante aquel terrible período para casi todos. Por supuesto el mundo del motor también sufrió estas circunstancias y se vio envuelto en una cadena de grandes pérdidas que parecían no terminar nunca. Finalmente se pudo superar la situación, por un lado gracias a que la economía fue poco a poco recuperándose y por otro gracias a la aprobación de sucesivos Planes PIVE que incentivaban la compra de vehículos nuevos. Las ventas de coches de ocasión también fueron incrementándose y una de las maneras fue mediante las subastas de coches.

Subastas de coches, un asunto controvertido
Subastas de coches, un asunto controvertido

Las subastas de coches otra manera de comprar un vehículo de ocasión

Desde el año 2010 las ventas de vehículos de segunda mano comenzaron a crecer en toda España. En la actualidad este tipo de operaciones siguen subiendo de manera paulatina mes tras mes.

Al mismo tiempo y casi de forma paralela al mercado de los coches de ocasión comienza a existir una serie de vehículos que han sido puestos en el mercado por empresas dedicadas al renting que quieren renovar sus flotas de vehículos deshaciéndose de aquellos con los que ya no cuentan. Este tipo de automóviles resultan muy atractivos para los posibles compradores puesto que en la mayoría de los casos estamos hablando de una antigüedad que ronda el lustro.

Pero además de esta opción y de los vehículos que ponen a la venta los particulares, existe una posibilidad más para hacerse con un turismo de ocasión, nos referimos a las subastas de coches.

Quiénes hacen las subastas de coches

No existe una manera fija en la que estos coches se ponen a la venta sino que más bien depende de quien lo haga. Pueden ser las diferentes instituciones gubernamentales, los Ayuntamientos o las Comunidades Autónomas, en algunos casos hablaríamos del propio estado. La manera de ponerse a la venta suele ser mediante la publicación de una nota en el BOE, el Boletín Oficial del Estado, o en el Boletín Oficial de las distintas administraciones que pongan el vehículo a la venta.

Pero no solamente hay organismos oficiales detrás de este tipo de operaciones, también hay un buen número de empresas dedicadas a estos menesteres.

¿Las subastas de coche accesibles para todos?

Mucho se ha escuchado sobre las subastas de coches y todo lo que se mueve alrededor de ellas, muchos comentan que para el común de los mortales es imposible acceder a la compra de un vehículo mediante este medio.

Esta afirmación parte de la premisa de que entorno a todo este mundo se encuentran ciertas personas que se encargan de acaparar cualquier ganga que se ponga a la venta a través de un organismo oficial. Así que por mucho que nos encontremos con un auténtico chollo sería imposible el poder comprarlo. Rumores que no nos atreveríamos a afirmar si son un mito o una realidad.

Cómo funcionan las subastas de coches

Si a pesar de lo comentado estás resuelto a participar en una subasta de este tipo, estamos convencidos de que te interesará conocer algunos cosas relacionadas con esta clase de compras.

En primer lugar hay un precio de reserva que es el que el vendedor le pone al vehículo que es el mínimo al que se compromete a vender el artículo, una vez establecido lo que espera es conseguir el mejor comprador posible.

Aunque esto no siempre es así. En algunos casos en la puja no se llegará al precio de reserva, es decir las pujas estarán por debajo de lo que en un principio pretendía el vendedor. Si ese fuera el caso el vendedor podría decidir que aun así considera interesante el precio ofrecido y decidir aceptarlo.

Si estás convencido de que las subastas de coches son una buena opción para ti no son muchos los trámites que debes hacer para poder acceder a la puja, estamos hablando de cuando la operación se hace a través de algún organismo oficial. Solo será necesario presentar el DNI y consignar un 25% del importe total del precio de salida del coche. Esto se hará entregando un cheque certificado a favor de la Tesorería General del Estado.

Cuando hablamos de pujas privadas, como las que se realizan utilizando Internet ya va a depender de lo que establezcan las distintas empresas. Ojo, aquí no vale fiarse de todos. De hecho la mejor opción es siempre desconfiar. Muchas personas han creído comprar un verdadero chollo cuando en realidad lo que han sido es víctimas de una estafa. Así que estate muy atento y verifica que es un procedimiento real y legal.

Una vez que hayas efectuado la compra ten en cuenta que tienes derecho a recibir toda la documentación al igual que si la compra se hubiera realizado de cualquier otra manera.

Ahora ya sabes cómo funcionan la subastas de coches te toca decidir si es una opción interesante.

Dejar respuesta