El escándalo protagonizado por el caso Volkswagen, a consecuencia de la manipulación que hizo durante años en el software de sus coches con el fin de engañar a los controles oficiales en cuanto a emisiones, sigue dando que hablar y provocando por así decirlo daños colaterales. Es más que probable que a partir de ahora los coches y por ende los fabricantes de los mismos vayan a ser mucho más controlados en un futuro más que cercano. De hecho acabamos de conocer la noticia de que la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria, SESPAS, ha solicitado que se proceda a investigar a todas las marcas que comercializan sus coches dentro de toda la Unión Europea para detectar casos similares al mencionado.

SESPAS reclama que se investiguen al resto de fabricantes en cuanto a sus emisiones
SESPAS reclama que se investiguen al resto de fabricantes en cuanto a sus emisiones

La SESPAS sospecha que puede haber más casos

Como decíamos la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria ha pedido que se proceda a investigar a todos los coches que se están vendiendo a lo largo de la Unión Europea. Quieren descartar que el caso de Volkswagen se algo aislado o una práctica más habitual de lo que nos gustaría pensar. Algo que para ellos entraría dentro de la lógica. En un comunicado que ha hecho público esta Sociedad entiende que el Grupo Volkswagen no ha cometido un fraude escandaloso, sino lo que en sus propias palabras podría ser considerado un delito contra la salud pública cometido de forma consciente por la compañía.

La SESPAS preocupada por nuestra salud

La SESPAS ha comentado que se encuentra preocupado ante la manipulación que ha hecho la compañía alemana en sus motores diésel, puesto que la contaminación atmosférica es uno de los mayores riesgos medioambientales para la salud y lo que es aún más grave, se encuentra detrás de millones de muertes prematuras todos los años a lo largo del mundo.

La Sociedad añade que el engaño ha ocultado los niveles de emisión de óxidos de nitrógeno reales, lo que facilita que haya en el aire dióxido de nitrógeno, ozono troposférico y partículas finas respirables.

Los efectos de la contaminación según la SESPAS

La SEPAS no quiere que olvidemos que la exposición a contaminantes de esta clase se relaciona con efectos graves en la salud, como el aumento de las crisis asmáticas así como de otras enfermedades relacionada con el aparato respiratorio.

En cuanto a las consecuencias en opinión de los profesionales de la salud el exponerse a ozono y a partículas se relaciona con muertes prematuras puesto que incide en problemas cardiovasculares y respiratorios. Algo que afecta a personas de todo tipo, desde niños a mayores, y por supuesto también a quienes ya padecen alguna clase de enfermedad respiratoria o cardiovascular, que son muy sensibles a esta clase de contaminación.

La SESPAS recuerda que las OMS califica las emisiones como cancerígenas

Además esta Sociedad ha querido recordarnos el dato aportado por la Agencia Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer, que pertenece a la Organización Mundial de la Salud, OMS, que ha clasificado la contaminación atmosférica del aire como cancerígena para los humanos.

También ha querido poner de manifiesto el hecho de que el escándalo de Volkswagen fue descubierto por una agencia independiente que se encarga de cuidar el medio ambiente y siente que en Europa no contemos con un organismo similar a este.

Asimismo se ha encargado de lanzar esta advertencia:

Es posible que el fraude se extienda a otros fabricantes, puesto que, según indican todos los informes, reducir las emisiones de óxido de nitrógeno en los motores diésel para cumplir con los estándares legales resulta tan oneroso que no sería rentable comercializar un parque de vehículos muy extendido en Europa, donde más de la mitad de los coches vendidos en los últimos años son diésel.

La SESPAS quiere que se depuren responsabilidades

Por este hecho ha demandado que se lleve a cabo una investigación con el fin de depurar no solo las posibles responsabilidades penales, sino también las políticas que sean consecuencia de este fraude a escala mundial. La SESPAS igualmente solicita que se realicen controles que resulten efectivos de las emisiones de los vehículos que actualmente se encuentran en circulación, que resulten fiables y que además estén libres de cualquier tipo de interés. Que sean similares a los que hace la EPA en Estados Unidos.

Por supuesto también ha reclamado que se respeten los derechos de los trabajadores de las factorías que puedan verse salpicadas por este asunto con el fin de evitar situaciones laborales que incidan directamente en la salud, como el estrés, el paro o el empleo precario.

La SESPAS ha querido recordar que los motores gasolina también son contaminantes, por que emiten gases como dióxido de carbono, por lo que ha reivindicado que se tengan en cuenta los intereses de la salud pública con el fin de diseñar vehículos que sean respetuosos tanto con la salud como con el medio ambiente.

Esperemos que se sigan estas recomendaciones.

Dejar respuesta