El repunte en las ventas de vehículos no solo beneficia al sector del automóvil, como resulta obvio, sino que otros también ven como sus ingresos se elevan. Parecería lógico pensar que también repercuten de forma positiva en la contratación de seguros de automóviles, sin embargo no es así, incluso ahora hemos conocido que están pasando por un momento complicado como te contamos a continuación.

Seguros de automóviles, empiezan a estar en número rojos
Seguros de automóviles, empiezan a estar en número rojos

Los seguros de automóviles en peligro

Aunque es cierto que los ingresos que han obtenido los seguros de automóviles a través de las primas facturadas, que es su mayor fuente de beneficios, se han incrementado en este primer semestre del 2015, algo que no ocurría desde el 2007, no todos los datos que logra el sector son tan positivos. De hecho el aumento constante de la siniestralidad combinado con la constante guerra de precios por captar el máximo de clientes, podría estar poniendo en claro riesgo la estabilidad del negocio, que según los expertos ya está en números rojos.

Cómo saber si los seguros de automóviles son rentables

Las aseguradoras utilizan el ratio combinado para conocer hasta qué punto está siendo rentable esta línea de negocios para ellos. En él se compara por un lado los ingresos que consiguen con la venta de las pólizas y por otro los gastos de explotación y las indemnizaciones que se ven obligados a abonar a sus asegurados debido a la siniestralidad. Si el ratio se encuentra por debajo del 100% es una buena señal, por ejemplo un cociente del 90% quiere decir que por cada 100 euros que la empresa factura en pólizas, destina 90 euros a gastos y le quedan 10 euros de ganancia. Pero cuando el ratio combinado se sitúa por encima del 100% es señal de que las cosas no van nada bien.

Aunque nos pueda parecer sorprendente en países como Italia o el Reino Unido los seguros de automóviles llevan años sin ser rentables, al encontrarse su ratio combinado por encima del 100%. Puede que entonces te preguntes por qué los mantienen, la respuesta es porque a pesar de no ganar dinero con ellos los emplean para captar clientes a los que luego tratan de vender otro tipo de seguros con los que sí consiguen beneficios.

En España los seguros de automóviles siempre habían sido rentables

Hay que destacar que hasta el momento en nuestro país los seguros de automóviles siempre habían representado un buen negocio, con un ratio combinado por debajo de 100%. Esto era posible gracias a que se gestionaban los siniestros de manera eficaz, existían buenos acuerdos con los talleres, las compañías tenían una buena predisposición a posibilitar los acuerdos amistosos en caso de accidente y había un baremo fijo para las indemnizaciones que reciben los afectados en los siniestros. Todo ellos ha permitido que las aseguradoras mantengan los beneficios, incluso cuando se han producido grandes pérdidas de ingresos a lo largo de la crisis económica, que han llegado a ser de un 20% en los pasados 7 años.

La guerra de precios de los seguros de automóviles

Fue precisamentela crisis lo que condujo a una auténtica guerra de precios, había menos clientes por lo que era necesario hacerse con ellos aunque se tuviese que sacrificar los ingresos, esto hizo que disminuyera fuertemente el coste medio de cada prima. Además también los asegurados tuvieron que adaptarse a las circunstancias y contrataron menos coberturas apostando por pólizas básicas.

Pero tal y como confirman los datos que aporta ICEA, un instituto que se dedica a la realización de estudios en el que participan la mayor parte de la aseguradoras de España, el ratio combinado en el ramo de los seguros de automóviles se sitúo en el mes de marzo en el 102,14%, algo muy preocupante para el sector por que significa que están teniendo más gastos que ingresos.

Qué opinan las aseguradoras de vehículos

Una de las aseguradoras más importantes del país, Mapfre, muestra que está situación resulta insostenible para el sector. Según opina su presidente, Antonio Huerta, no puede ser que este sector esté perdiendo dinero. Además comenta que están viviendo una situación crítica a consecuencia de que se gasta más de lo que se ingresa. Hace hincapié en que las cosas empeorarán con toda seguridad el año que viene cuando se aumente la cuantía de las indemnizaciones que reciben las víctimas de accidentes de circulación en un 15%, al entrar en vigor el nuevo baremo. La solución para él está clara, las aseguradoras de vehículos tienen que subir las tarifas. Mapfre no es de las que peor paradas están saliendo puesto que su ratio combinado es del 98,5%, sin tener en cuenta los datos de su filial Verti.

Sin duda los seguros de automóviles tienen que resultar rentables, ya que de lo contrario si empiezan a dar pérdidas, está claro que acabará repercutiendo en nuestros bolsillos.

Dejar respuesta