Si hay una noticia que lleva protagonizando titulares en los diferentes medios de comunicación es sin duda el escándalo del Grupo Volkswagen. Cada día conocemos nuevos detalles. Ahora hemos sabido como Seat que pertenece al Grupo Volkswagen ha tenido que admitir que también sus vehículos cuentan con motores de la compañía alemana afectados.

Seat envuelto en el escándalo del Grupo escándalo Volkswagen
Seat envuelto en el escándalo del Grupo escándalo Volkswagen

El gran escándalo de Volkswagen

Parece difícil que a día de hoy haya quien desconozca qué ha sucedido con Volkswagen, pero lo recordamos por si aún hay alguien que no lo sepa. Resulta que para que sus coches dieran unas tasas de contaminación menores en lugar de diseñar motores menos contaminantes, pensó que lo mejor instalar un software que podría percibir que el vehículo estaba pasando un control para detectar los niveles de contaminación y que además podía trucar los resultados. Consiguiendo disminuir en gran medida la contaminación real de estos motores.

Seat reconoce que ha montado coches con estos motores

En el caso de Seat lo que ha admitido es que ha montado en ciertos modelos de su marca motores diésel EA 189, que es el mismo que llevan los afectados por el trucaje de las emisiones de este Grupo en Estados Unidos.

Volkswagen por su parte ha reconocido que utilizó el mencionado software para manipular durante años los datos en cuanto a emisiones de más de 465.000 vehículos que utilizan el motor diésel EA 189 en los modelos Golf, Jetta, Passat y Beetle, además del Audi A3. También se ha visto obligado a admitir como esta clase de motores están en unos 11 millones de vehículos por todo el mundo de las marcas que componen su grupo, Volkswagen, Audi, Seat y Skoda.

Seat está haciendo un recuento de coches

En cuanto a los coches Seat que han sido ensamblados en nuestro país, la propia marca dice estar efectuando un recuento de los que cuentan con los motores EA 189, pero afirma que todavía es pronto para conocer el alcance que ha tenido el uso de este tipo de propulsor, el 2.0 TDI, que es previo a la implantación de la normativa Euro 6.

Seat ha tratado de explicar cómo esta gama de motores ha sido muy empleada por el fabricante en diferentes configuraciones de potencia. En la gama actual de la marca ya no están utilizando esta clase de motores debido a que han incorporado la nueva generación 2.0 TDI que como no podía ser de otra manera están adaptados a la normativa Euro 6.

La preocupación de los trabajadores de Seat y de los sindicatos

Tanto los trabajadores como los sindicatos han dejado traslucir su enorme preocupación sobre las consecuencias que el caso Volkswagen puede tener en la plantilla y en las inversiones del Grupo en la filial ubicada en España. Las distintas administraciones tratan de calmar los ánimos y recuerdan la gran fortaleza de este sector y de su empresa.

El propio secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, no ha estado de acuerdo con la idea de que las emisiones contaminantes de Volkswagen puedan llegar a influir en las exportaciones o contagiar al resto del sector automovilístico europeo, ya que en su opinión este es tremendamente sólido.

Otras voces expertas opinan sobre Volkswagen y Seat

Para el conceller de Empresa y Empleo de Cataluña, Felipe Puig, cree que las inversiones que han sido anunciadas por el Grupo Volkswagen en la planta de Martorell en Barcelona de Seat no se van a ver comprometidas por el escándalo que estamos viviendo.

Cabe recordar que Volkswagen anunció que iba a invertir 4.200 millones de euros en las dos plantas con las que cuenta en España, la de Martorell que recibirá 3.300 millones y el resto irá a parar a la de Landaben en Navarra.

El propio Puig se ha mostrado convencido de que va a ser una contingencia que el Grupo Volkswagen tendrá que superar en función de cuál sea la sanción definitiva, pero que en todo caso está convencido de que no se está poniendo en peligro las inversiones que ya han sido anunciadas.

Desde la CCOO se ha exigido una investigación que sea transparente y exhaustiva sobre el caso de la manipulación de los motores diésel de los coches del Grupo Volkswagen, en la que como estamos viendo también está implicado Seat. Asimismo ha exigido que se encuentre a los responsables. Desde MCA-UGT se ha mostrado inquietos en relación a las inversiones prometidas por Volkswagen y ha exigido que se cumplan.

Mientras los trabajadores de Seat en Barcelona han manifestado su preocupación acerca de cómo puede afectar al futuro de la marca el escándalo en el que están inmersos. Además han solicitado que tanto el Gobierno español como el catalán tomen cartas en el asunto.

Los expertos creen que toda esta situación tendrá consecuencias, una de ellas que quizás pueda mejorar la venta de coches gasolina, siempre a corto plazo. También sospechan que habrá controles más estrictos sobre los vehículos diésel.

Solo el tiempo dirá cómo termina este espinoso asunto.

Dejar respuesta