Cuando nos planteamos comprar un coche tenemos diferentes opciones. Un coche nuevo, “kilómetro 0” o de segunda mano son algunas. Si nos decidimos por esta última puede ser por diferentes motivos. Quizás nos acabamos de sacar el carnet de conducir, es un segundo vehículo en la unidad familiar y no va a ser muy utilizado o con mucha frecuencia por un motivo económico. Un coche de segunda mano nos da la oportunidad de adquirir un vehículo de alta gama aun precio reducido o quizás nuestro presupuesto es limitado y no podemos adquirir otro tipo de automóvil. Sea cual sea la razón es cierto que es una operación arriesgada, al menos más que comprar un coche nuevo. En este caso solo tenemos que ir al concesionario, elegir el modelo, pagarlo o financiarlo y llevárnoslo a casa. El vehículo tendrá una garantía del fabricante y además estará asegurado a todo riesgo, con lo cual gozaremos de unos años de tranquilidad. Sin embargo con un coche de segunda mano podemos tener otros problemas. Por eso si has decidido hacerte con uno, te vamos a contar que debes tener en cuenta.

Coche KM0
Coche KM0

1. Escoge el modelo adecuado

Es importante tener en cuenta que no todos los coches por así decirlo envejecen de la misma forma. El mismo número de años y kilómetros pueden hacer de un modelo u otro una buena o una mala compra. También para que lo vamos a utilizar. Si va a ser para ir por ciudad, es posible que nos interese un modelo de menor tamaño, para poder encontrar mejor aparcamiento, que si lo queremos para viajar, que entonces nos interesa que disponga de más espacio y un maletero mayor.

Volvo XC 60 de segunda mano en Pontevedra
Volvo XC 60 de segunda mano en Pontevedra

2. Valor del coche

Hoy en día es fácil saber si el precio de un vehículo es el adecuado o no. Hay muchas tablas que podemos encontrar en Internet que sirven para hacernos una idea del valor del coche. Es obvio que hay que rechazar aquellos que estén por encima, pero cuidado con los que estén por debajo. Se suele decir que si algo es demasiado bueno para ser cierto, probablemente no lo sea. Es verdad que la persona puede tener mucha prisa por vender, pero en principio desconfiemos de las gangas.

3. Asesórate bien

Es importante que antes de comprar un vehículo nos asesoremos bien de las prestaciones que ofrece. Internet puede ser de gran ayuda.

4. Baraja diferentes opciones

Aunque sea urgente para nosotros adquirir un vehículo, consideremos diferentes opciones. Si elegimos comprarlo en un concesionario de compra venta de coches, visitemos varios. Si es a un particular, lo mismo. No tengas prisa, todos los días salen nuevas ofertas así que las posibilidades son muchas.

5. ¿Concesionario o particular?

Comprar el coche de ocasión en un concesionario o a un particular tiene pros y contras, veámoslos.
Garantía. En un concesionario el vehículo tendrá una garantía de entre 6 meses y 1 año. En el caso de un particular solo está obligado a reparar los vicios ocultos que pudiera tener el vehículo en el momento de la compra.
Precio. Si compramos a un particular siempre será más económico, ya que el concesionario le ha incrementado su beneficio sobre el precio de compra. En los concesionarios hay que pagar IVA, mientras que en una compra a un particular solo el Impuesto de Trasmisiones.
Papeleo. En un concesionario nos lo dan todo hecho, con un particular, nos tenemos que encargar nosotros.
6. No vayas solo

Cuando vayamos a ver el vehículo sería adecuado ir acompañado de alguien que entienda de la materia para que pueda asesorarnos y comprobar en qué estado se encuentra. Hay que mirar el interior y el exterior. Por ejemplo un tubo de escape grasiento puede significar un motor viejo, una pintura diferente, un golpe y el desgaste del interior nos puede hacer ver si tiene un mayor kilometraje al declarado.
7. Dar una vuelta

Aunque nos pueda parecer mejor conducir nosotros, dejemos que lo haga el propietario. De esta forma podremos ver su manera de conducir y como trata el vehículo.
8. Pedir el libro de mantenimiento
En el libro de mantenimiento podemos ver si el coche ha pasado todas sus revisiones y el mantenimiento que ha llevado.
9. Llevarlo a un taller

Aunque nos cueste dinero sería bueno pagar una revisión antes de decidirnos. Podrá detectar averías, golpes que haya podido sufrir y en general en qué estado se encuentra el vehículo.
10. Trámites administrativos
Debemos informarnos de la situación del vehículo en la Jefatura Provincial de Tráfico. Podremos saber cuántos dueños ha tenido o si tiene alguna carga, como multas o embargos .Haz un contrato de compraventa. Pide toda la documentación necesaria para hacer la trasferencia.
Adquirir un coche es una decisión importante, ya que nos acompañará durante bastantes años. Pero sobre todo una mala compra puede poner en juego nuestra seguridad. Pon en práctica los consejos que hemos visto y lograrás efectuar la compra con éxito.

 

Dejar respuesta