Hubo un tiempo, por cierto no muy lejano, que la estabilidad del sector de la automoción en España corría un serio peligro. Inmersos en una grave crisis mundial las ventas de vehículos nuevos se redujeron al mínimo. Nuestro país que ha sufrido como pocas naciones europeas estas dificultades económicas, vio como las matriculaciones bajaban y también las exportaciones de vehículos. En las plantas de nuestra geografía saltaron las alarmas y en ocasiones hubo que tomar medidas poco agradables. Sin embargo poco a poco parece que van retornando los buenos tiempos y no solo se venden turismos en nuestras fronteras sino que además son más capaces de acaparar una parte del mercado exterior. Prueba de lo que estamos comentando son las previsiones que hay para que de la fábrica PSA Peugeot Citroën situada en Vigo salgan en este 2015 más de 400.000 vehículos ensamblados.

PSA Peugeot Citroën en Vigo
PSA Peugeot Citroën en Vigo

Un buen el año el 2015 para PSA Peugeot Citroën en Vigo

Sin duda este año 2015 marcará un antes y un después en cuanto a los datos económicos procedentes del mundo del motor y también lo será para la planta de Vigo de PSA Peugeot Citroën ya que sus previsiones cuentan con rebasar la barrera psicológica de los 400.000 vehículos fabricados en sus instalaciones. Un volumen de trabajo que en nuestro país además de la fábrica gallega solo lo alcanza la de Seat en Martorell, Barcelona.

Han situado el total de coches con el que cerrarán el presente ejercicio en 406.817, un 7,3% más que en el pasado 2014, cuando salieron de su factoría unos 379.000 vehículos.

¿Por qué están aumentando los vehículos fabricados en PSA Peugeot Citroën?

Cuando os hablamos de la venta de vehículos en nuestro país y en su claro repunte de los últimos meses, siempre enfatizamos la gran importancia que ha tenido para lograrlo los diferentes Planes PIVE con los que el Gobierno ha estimulado la compra de coches en nuestro país. Sin embargo, no podemos decir que sea el motivo principal para que este año haya crecido la fabricación de vehículos en la planta de PSA Peugeot Citroën en Vigo, puesto que el 90% de todos los que se ensamblan van destinados al mercado exterior.

La explicación entonces para este aumento en el número de unidades fabricadas la encontramos en el buen momento que vive la actividad económica y empresarial. Esto ha llevado a un claro aumento en las ventas de las furgonetas Citroën Berlingo y Peugeot Partner, que entre ambas alcanzarán las 224.225 unidades fabricadas cuando concluya el año en curso o al menos esa es la previsión que tiene la planta. Estos datos quieren decir que estos dos modelos suponen la mitad de todas las unidades que se ensamblan en la factoría.

Nada despreciables son las cifras que nos dejan la fabricación del monovolumen de Citroën C4 Picasso, que tiene una previsión de 117.529 coches creados. No consiguen la misma implantación en el mercado las dos opciones de menor coste, el Peugeot 301 y el Citroën C-Elysée, entre ambos suman 65.000 unidades, que son además dos vehículos que están teniendo una demanda menor que en el 2014.

Como estamos viendo para este año 2015 las previsiones son mejores que los datos que se consiguieron en 2014, pero también lo son si miramos más allá y nos fijamos en lo que se espera para el 2016. Esto será así porque la previsión moderada de la cifra de la actividad de coloca en los 390.780 unidades.

Exportación de PSA Peugeot Citroën en Vigo
Exportación de PSA Peugeot Citroën en Vigo

PSA Peugeot Citroën toma medidas preventivas

Este dato junto a que la mayoría de las unidades para 2015 ya han sido ensambladas en los primeros meses de este año ha provocado que la factoría haya decretado un ERE temporal preventivo de 10 días. Además ha creado otro ERE extintivo de carácter voluntario al que de momento se han acogido 30 empleados de la planta con más de 58 años, aunque cuentan con que lo hagan 110.

Unas medidas laborales que no son nuevas a la luz de las cifras de los últimos años. La fábrica viguesa en el año 2013 tenía 6.900 empleados, el 2014 terminó con 6.000 y al término del primer semestre de este año rondan los 5.700 trabajadores. Son cifras bastante desoladoras y las peores de los últimos 40 años. Hay que tener en cuenta que el record total se marcó en el 2007 con más de 10.000 asalariados y con 530.000 unidades producidas, también un dato histórico. Pero con la llegada de la crisis este volumen ha quedado en el pasado.

Aunque tenemos un dato muy positivo para concluir, a la planta se le ha adjudicado la fabricación de una nueva gama de furgonetas que se pondrán a la venta bajo las marcas de Peugeot, Citroën y también de Opel. Pero no repercutirá en la contratación de nuevo personal hasta la última parte de 2017.

Seguro que en ese momento será una gran noticia para la zona.

Dejar respuesta