Cuando aprendemos a conducir todo nos parece difícil. Esto es algo normal ya que al fin y al cabo es todo nuevo para nosotros. Luego a medida que vamos dando clases prácticas, vamos ganando en seguridad. El ritmo al que progresamos depende de varios factores. La manera en la que nos enseñen, la frecuencia con la que cojamos el vehículo y por qué no decirlo, de nuestra propia pericia al volante. Estos factores marcarán el tiempo que vayamos a necesitar para conseguir el ansiado carnet de conducir. Una vez que lo logramos, con más o menos clases, nos seguimos encontrando con algunos escollos. Muchos tienen ciertas dificultades en alguna de las facetas de la conducción, mucho depende evidentemente de lo que se coja el vehículo. Pero hay a quien se le atragantan algunas prácticas. Una de las cosas que más suceden es tener problemas para aparcar.

Problemas para aparcar
Problemas para aparcar

Un 30% de los españoles tienen problemas para aparcar

No podemos negar que la tecnología aplicada al mundo del motor ha simplificado en varios sentidos la conducción, pero parece que para muchos no lo suficiente. Un 30% de los conductores españoles manifiestan tener problemas para aparcar en línea y afirman necesitar realizar diferentes maniobras para conseguirlo. Esto a pesar de todas las facilidades que los coches de hoy en día nos ofrecen. Vivimos en una época en la que muchos vehículos cuentan con sistemas de aparcamiento, hay relojes que aparcan en la distancia o aplicaciones para encontrar la mejor plaza. A pesar de ello es una maniobra que nos sigue constando realizar, según muestra un estudio llevado a cabo por la aseguradora Direct Seguros. Viene a confirmar lo que muchos experimentan en sus propias carnes, lo complicado que resulta aparcar bien el coche. Algo que al fin y al cabo demuestra en cierta medida si somos o no buenos conductores. Además es uno de los motivos que con más frecuencia nos llevan al taller. Los pequeños o grandes golpes que realizamos a nuestro coche. También los que otros conductores nos infligen. Por todo ello la compañía especializada en seguros ha querido llevar realizar un estudio para conocer cómo prefieren aparcar los conductores de nuestro país.

ayuda al aparcamiento
ayuda al aparcamiento

Los gallegos los que tienen menos problemas para aparcar

Pudiéramos pensar que aquellos conductores que viven en las grandes ciudades españolas son los que desarrollan una mayor habilidad al volante, sin embargo los datos nos indican que no es así. Empecemos por las cifras a nivel global, un 10% de los hombres aseguran aparcar de oído mientras que en el caso de las mujeres es un 8% las que lo realizan. El estudio muestra que además no les importa si hay otras personas delante para hacerlo. Mientras que en una comunidad como Valencia son un total del 20% de los que se colocan ante el volante los que aseguran realizar la maniobra de esta mala manera, siendo la que tiene un mayor porcentaje, no es en ciudades con mayor tráfico y problemas de aparcamiento donde se encuentran los más hábiles. Es fácil concluir que la práctica hace al maestro, por lo que aquellos que encuentran una mayor dificultad a la hora de aparcar serían los más duchos en la materia. Sin embargo son los gallegos los que menos aparcan de oído, solo un 4%. Menos que en Madrid por ejemplo.

maniobrar para aparcar
maniobrar para aparcar

Cómo nos gusta aparcar

La verdad es que no siempre podemos elegir el lugar en el cual aparcar, pero cuando es posible tenemos nuestras preferencias. Un 33% opta por aparcar en batería y un 29% se decanta por hacerlo en línea. Las mujeres prefieren hacerlo en batería, un 38% mientras que en línea lo hacen un 29%. A los hombres eligen una opción u otra a partes iguales, un 26% en línea y la misma cifra en batería. El 57% de los conductores de Castilla y León dicen aparcar en batería. En Madrid, con más coches y menos espacio, son solo un 25%. Siendo estas dos comunidades en las que más y menos se aparca de esta manera respectivamente.
Problemas para aparcar y una maniobra clásica
Cuando vamos a la autoescuela nos enseñan que la manera de aparcar es guiándonos por los espejos retrovisores y un 79% de los conductores españoles así lo hacen. Sin embargo otros emplean una técnica, llamémosla clásica. Consiste en colocar el brazo en el asiento del copiloto, girar la cabeza y con la otra mano en el volante aparcar, así lo hacen el 12%. Una manera poco recomendable, pero que como vemos utilizan unos cuantos.
Los problemas para aparcar son demasiado frecuentes, así que tenemos todos que ponernos las pilas en este asunto. Está claro que no es cuestión de practicar, lo hacemos a diario, puede que se trate de tenerlo como meta.

Dejar respuesta