Mucho se habla de lo importantes que resultan en España las ayudas a la compra de vehículos para conseguir la reactivación del mercado. El concluido Plan PIVE 7 llevó a que en el mes de marzo pasado se alcanzaran cifras de ventas por encima de las 100.000 unidades, algo que no se conseguía desde hacía casi 5 años. A la espera de que llegue el próximo y anhelado Plan PIVE 8, que mantenga el buen nivel de ventas de coches nuevos, se acaba de aprobar otro. El Plan Movele 2015 para la adquisición de vehículos nuevos eléctricos.

BMW I i3 REX
BMW I i3 REX

Aprobado el Plan Movele 2015

Está claro que los vehículos eléctricos son una gran opción ya que cuidan del medioambiente, algo fundamental. Por eso desde el Estado tratan de fomentar la venta de esta clase coches, algo que de momento no se ha conseguido. Por ello han publicado el Real Decreto que regula las subvenciones para la adquisición de esta clase de vehículos, el llamado Plan Movele 2015. En él se comenta que el anterior programa de ayudas hizo que se adquieran alrededor de los 10.000 vehículos hasta el final del 2014. Se resalta que ese número de vehículos evitarán a lo largo de su existencia la emisión de 150.000 toneladas de CO2 y también el consumo de 300.000 barriles de petróleo, cifras muy a tener en cuenta. El plan entra en vigor a partir de este momento y se pueden conseguir subvenciones de un máximo de 5.500 euros, pero en ningún caso el vehículo puede tener un coste por encima de los 40.000 euros.
El Gobierno ha decidido prestar estas ayudas porque a pesar de los evidentes beneficios para el medioambiente, estos coches tienen un coste bastante más alto comparándolos con el de los tradicionales. Por eso creen conveniente y necesario continuar con las ayudas a la compra de esta clase de vehículos.

Qué coches se pueden comprar con el Plan Movele 2015

En la misma web del Plan Movele se encuentra a disposición de todos aquellos que lo deseen un catálogo en el que se muestran todos los vehículos eléctricos que se pueden beneficiar de las ayudas, es decir turismos, cuadriciclos, furgonetas y autobuses. Con la salvedad de que su precio antes de impuestos debe situarse por debajo del límite de los 40.000 euros como comentábamos.
Se trata de los turismos M1, furgonetas o camiones N1 y N2, los autobuses y autocares M2 y M3, además de los cuadriciclos ligeros L6e. Qué vehículos cumplen estos parámetros, pues por ejemplo el Toyota Prius Plug-In Hybrid con un valor de 35.550 euros, el Audi A3 Sportback e-tron con un precio de 33.263 euros, el BMW I i3 REX cuyo coste se sitúa en los 32.690 euros y el Mitsubishi i-MiEV de 30.950 euros.

 Toyota Prius Plug-In Hybrid
Toyota Prius Plug-In Hybrid

Cuánto son las ayudas del Plan Movele 2015

Los turismos M1 que tengan una autonomía eléctrica mínima de 15 kilómetros y máxima de 40 kilómetros tendrán una ayuda de 2.700 euros. Los M1 con una autonomía de entre 40 y 90 kilómetros contarán con una subvención de 3.700 euros. Finalmente los M1 con una autonomía por encima de los 90 kilómetros obtendrán 5.500 euros. En el caso de las familias numerosas las ayudas subirán hasta los 3.200, 4.200 y 6.000 euros respectivamente.
En cuanto a los vehículos comerciales, N1 y N2, y los microbuses de la categoría M2, que tengan una autonomía absolutamente eléctrica de más de 60 kilómetros recibirán una ayuda de 8.000 euros en cada compra.

Quienes pueden beneficiarse del Plan Movele

En principio cualquiera puede beneficiarse de estas ayudas. Particulares, autónomos, empresas privadas o públicas, Comunidades Autónomas o entidades públicas que estén vinculadas a las Administraciones General del Estado. Con dos únicas salvedades, no podrán obtener estas subvenciones ni las empresas dedicadas a la comercialización de vehículos, ni quienes tengan que devolver subvenciones o ayudas.

Dónde podemos solicitar las ayudas del Plan Movele 2015

En todos aquellos concesionarios que están adheridos al Plan Movele 2015 podremos solicitar esta clase de ayudas. Además todos aquellos que en su momento estuvieron adheridos al Plan Movele en el 2014 quedaron automáticamente vinculados con el actual.
Los puntos de venta que tengan la intención de unirse al Plan Movele 2015 tienen que comprometerse a facilitar a todos sus clientes que se hagan con uno de estos vehículos eléctricos, la instalación de un punto de carga vinculado, teniendo que asumir todos los costes que ello genere, siempre que se sitúen por debajo de los 1.000 euros.
La única mala noticia en cuanto al Plan Movele 2015 es que ha bajado la dotación de sus fondos con respecto al anterior, de los 10 millones de euros han pasado a los 7 de este año.
Así que habrá que aprovecharlos.

Dejar respuesta