Según van pasando los días vamos conociendo más datos sobre el escándalo de Volkswagen. Por si todavía hay alguien que no sepa lo ocurrido, la compañía instaló un software en los vehículos capaz de detectar si estaban siendo sometidos a un control en cuanto a sus emisiones de gases, que entonces manipulaba los datos. De hecho mostraba unas cifras aceptables, cuando realmente las emisiones de los coches eran entre 10 y 40 veces superiores. Te contamos todas las novedades que sabemos por ahora de este polémico caso, sin duda uno de los mayores escándalos de la historia del motor.

Nuevos datos sobre el escándalo de Volkswagen
Nuevos datos sobre el escándalo de Volkswagen

La OCU nos recomienda cómo actuar

Se cree que por todo el mundo hay unos 11 millones de coches afectados por este asunto. Aunque se desconocen datos oficiales, se sospecha que como es lógico también haya algunos en nuestro país. Por eso la OCU, la Organización de Consumidores y Usuarios, se ha apresurado a lanzar unas cuantas advertencias a los posibles propietarios de los vehículos de Volkswagen.

Empiezan por decir que si te llaman desde la compañía no aceptes que te pidan perdón y el asunto se de por concluido, sino que te da esta serie de consejos:

  • Si van a quedarse con tu coche para revisarlo, aunque sea sólo por unas horas, exige que te den un vehículo de sustitución.

  • En ningún momento pueden cobrarte un solo euro. Por nada de lo que haya que cambiar de tu coche, motivado por el escándalo de las emisiones.

  • Si tienen que realizar alguna modificación en tu motor, en ningún caso pueden reducir la potencia de tu coche.

  • Exige un documento desglosado en el que figuren las actuaciones realizadas durante el proceso, para salvaguardar tus intereses ante posibles problemas.

No es el primer escándalo de Volkswagen

La propia OCU se encarga de recordarnos que este no es el primer escándalo en el que se ve envuelto la compañía alemana. Comentan como el año pasado sus colegas de las asociación italiana de consumidores, Altroconsumo, probaron que el Volkswagen Golf 1.6 TDI Bluemotion consumía en realidad 5,8 litros a los 100 kilómetros y no 3,8 como prometían sus fabricantes.

Eso sí, desde la OCU recalcan que estos coches no se van a convertir en ilegales una vez que muestren sus emisiones reales:

Al quitar el dispositivo de trucaje, el coche dirá la verdad y será tan contaminante como realmente es (como siempre ha sido), pero pasará la ITV sin problemas, ya que los niveles siguen estando muy por debajo de los límites europeos.

Demandas colectivas

Lógicamente los afectados de otros países también han comenzado a tomar cartas en el asunto y se están uniendo para ir contra el fabricante alemán. Sabemos que al menos 9 bufetes de abogados de Estados Unidos y otros dos de Canadá han anunciado que van a presentar demandas colectivas contra Volkswagen.

La última en subirse a este carro ha sido la firma Clifford Law Offices de Chicago, que manifestó en un comunicado que ya habían presentado una querella en Illinois contra Volkswagen aduciendo prácticas empresariales fraudulentas.

El bufete canadiense Sutts y Strosberg ubicado en la localidad de Windsor también ha presentado una demanda colectiva contra Volkswagen de 1.000 millones en concepto de daños y otros 100 millones de multa. En el mismo país James Brown & Associates de Edmonton pide igualmente otros 1.000 millones de dólares para los perjudicados por las malas artes del grupo alemán.

Claro que Volkswagen no se ha quedado de brazos cruzados y también ha decidido tomar la iniciativa para hacer frente a todo lo que se le avecina, entre otras cosas para estar preparados para cubrir también sanciones millonarias. Con ese fin ha contratado los servicios del prestigiosos bufete Kirkland & Ellis, especializado en casos difíciles, ya que se hizo cargo de la defensa de BP cuando la plataforma petrolifera Deepwater Horizon en el año 2010 vertió su contenido en el Golfo de México, delante de las costas del estado de Luisiana. Claro que en la parte contraria también encontramos bufetes que ya han demandado en otras ocasiones a empresas del mundo del motor.

Dimite el presidente de Volkswagen

Este fraude ya se ha cobrado su primera víctima, ya que el presidente de la compañía alemana Martin Winterkom se ha visto obligado a dimitir. Presentó su renuncia después de reunirse con el consejo de supervisión para estudiar los pasos que deben dar una vez que ha transcendido este espinoso asunto y sobre todo las graves pérdidas que ha tenido en bolsa, una tercera parte de su capitalización bursátil.

La opinión de la Unión Europea

La Comisión Europea se apresuró hoy a afirmar que todavía es prematuro saber si hay coches de Volkswagen o no trucados en el continente, a pesar de que el propio fabricante alemán haya reconocido este extremo. En palabras de Joanna Szychowska, que es la representante de la dirección general de Crecimiento de la CE, ante la comisión de Medio Ambiente de la Eurocárama:

Es una etapa muy temprana, y creo que es prematuro decir si los coches de VW en Europa se ven afectados, y por otro lado, si se deberían adoptar medidas específicas de vigilancia del mercado.

Sin duda no será el último día que hablemos de este tema.

Dejar respuesta