El precio del vehículo de ocasión siguió recuperando posiciones en 2015 con un crecimiento del 5,4%, acariciando así la barrera de los 14.000 euros, tal como recoge la plataforma internacional mas importante en su ‘Observatorio europeo de precios’. Los 13.945 euros que marcó el cierre del año es la cifra más alta de la “última legislatura” del mercado de VO (ver cuadro 1), consolidando el cambio de tendencia visto en 2013, cuando se volvió a una senda positiva, que se ha mantenido desde entonces.

Los coches usados
Los coches usados

AutoScout24 atribuye esta recuperación de los precios a distintos factores entre los que destaca el auge de la demanda de los usados como solución de movilidad. De hecho, según Ganvam, sus ventas aumentarán del orden del 6% en 2015. En este sentido, los coche mileuristas siguen siendo los protagonistas del mercado lo que ha generado una inflación de sus precios que aunque leve contribuye también a esa subida del importe medio del VO. Como contrapeso, los planes de incentivo, que siguen desposicionando a los seminuevos obligándoles a bajar precio si quieren encontrar una salida rápida en el mercado.

Más “adolescentes” en stock

Uno de los principales impulsores al alza del precio medio del VO es el llamado vehículo “adolescente”, de tres a cinco años, procedente de flota y que destaca por su buena salud y aspecto, lo que le convierte de hecho en el gran deseado del mercado de ocasión tanto para la oferta (más caro) como para la demanda (más atractivo al tiempo que más asequible que uno nuevo).

Y es que la mayor disponibilidad de stock de estos vehículos procedentes de las flotas, aunque aún insuficiente para satisfacer totalmente la demanda, fue una de las principales tendencias de mercado del año. Esto fue posible gracias a que las empresas volvieron a invertir en renovación de flota durante 2015, cuando anteriormente extendían los contratos de renting, limitando el paso de estos vehículos al mercado de ocasión.

La clásica ley de la oferta y la demanda

No obstante, este crecimiento del precio se explica también por el auge de la demanda en general del mercado de ocasión, independientemente de la edad del vehículo, y que prácticamente supone que se vendan dos coches usados por cada nuevo. Y es que los conductores ven en él una solución de interesante relación calidad-precio con la que satisfacer sus necesidades de movilidad. Por tanto, todo esto provoca que se cumpla a rajatabla la máxima del mercado: a mayor demanda, subida de precios.

La inflación del vehículo mileurista

Al mismo tiempo, el factor precio, una de las principales razones de compra, en el mercado de ocasión no siempre va vinculado a un criterio de calidad y muchos compradores valoran la opción más barata del coche mileurista, que en muchas ocasiones se puede pagar al contado y no requiere de ayudas en forma de financiación. El protagonismo de estos vehículos, con diez o más años, y que representan el 53% de las ventas del mercado, según Ganvam, ha provocado en este año una inflación de sus precios contribuyendo a su manera a esa recuperación del importe medio.

El PIVE presiona a la baja los precios del VO

Como contrapeso a la recuperación de precios en el mercado de VO están los planes PIVE, que de momento se han extendido hasta julio de 2016 y que si bien benefician al mercado de nuevos, impactan también directamente en el de usados. Y es que mientras los incentivos en la compra de vehículo nuevo se mantengan, el precio de los VO siempre estará en desventaja, obligándole a bajar importe si quiere mantener su principal atractivo frente al nuevo.

Según el director general de AutoScout24, Gerardo Cabañas, “si algo ha caracterizado al año 2015 ha sido la consolidación del vehículo de ocasión como solución de movilidad y el empuje de los usados de más corta edad gracias a los mejores precios de los seminuevos, desposicionados frente al PIVE, y al mayor stock de vehículos de entre cuatro y cinco años de edad en buenísimo estado procedentes de flotas”.

Un mapa en positivo

En una fotografía por comunidades autónomas, todas a excepción del Principado de Asturias, que protagonizó una caída del 1,2%, registraron crecimientos en sus precios de vehículos usados durante el pasado año.

A la cabeza en estos incrementos se situaron Madrid y Navarra, con una subida de sus precios de VO del 9,9% cada una de ellas. Le siguieron de cerca la Comunidad Valenciana (+9,8%) y Canarias (+9,6%), justo por delante de Murcia (+9,5%) y Cantabria y Extremadura (ambas con un +9,4%). Los precios del VO en Galicia subieron un 9,1%.

Por el contrario, los menores incrementos de precios durante el pasado año correspondieron a País Vasco y Aragón, con una subida media del 4,2% y 3,1%, respectivamente, seguida de Andalucía (+2,8%) y  Baleares (+1%).

Dejar respuesta