La verdad es que con la implantación que tiene el uso de las nuevas tecnologías en todos los ámbitos de nuestra vida hay pocas aplicaciones que nos resulten novedosas por los servicios que nos ofrecen. Parece que ya está casi todo inventado y no nos sorprendemos hasta que nos topamos con algo verdaderamente original. Por eso hoy te hablamos de llollo, una app que te ofrece un servicio de aparcacoches.

llollo, aparcacoches, multas, aplicaciones, servicio de aparcacoches
llollo, aparcacoches, multas, aplicaciones, servicio de aparcacoches

Aparcar el coche un reto que ocasiona mucho estrés

Aparcar en las grandes ciudades es uno de los mayores desafíos a los que se enfrentan los conductores diariamente. No es un tema sin importancia ya que lo problemas para encontrar un sitio para dejar nuestro coche se pueden convertir en fuente de ansiedad y llevarnos a empezar el día con un estrés adicional. Por no olvidar la de veces que por muy previsores que hayamos sido hemos llegado tarde a una cita por no conseguir encontrar un aparcamiento adecuado. Además esto nos ocasiona una dificultad añadida que nos sale bastante cara. Cuando necesitamos aparcar y necesitamos hacerlo ya, es posible que caigamos en la tentación de dejar el vehículo estacionado casi en cualquier sitio con el consiguiente riesgo de multa. Por si fuera poco al actuar así añadimos aún más tensión al asunto ya que estamos todo el tiempo pensando si al regresar al auto nos encontraremos con esa desagradable sorpresa. Por eso esta app de la que hoy te hablamos, llollo, puede ser tu salvación. Por cierto ya está disponible tanto para dispositivos Android como iOS.

Cómo funciona la aplicación llollo

De momento llollo ha comenzado a funcionar en Madrid, sin duda una de las ciudades de nuestro país con más problemas de aparcamiento por no decir la que más. Por eso esta nueva aplicación puede ser la solución para muchos. Funciona de manera sencilla, una vez que tengas la app descargada en tu móvil:

  • Te lo recogen. Eliges el punto de recogida que desees a través de la aplicación. Después te asignan un Valet personal, es decir alguien que acude como es lógico a recoger tu vehículo, entonces te asignan un código de seguridad. Para que además estés cien por cien seguro de que nadie va a suplantar al aparcacoches, tanto su fotografía como su nombre aparecen en la pantalla de tu smartphone, por lo que en todo momento vas a saber quién recogerá tu vehículo.

  • Te lo aparcan. El Valet se encarga de una vez que ha recogido tu vehículo aparcarlo en algún parking privado de alta seguridad, porque te garantizan que en ningún caso lo dejan en la vía pública.

  • Te lo devuelven. Una vez que desees que te sea devuelto el vehículo solo tienes que solicitarlo con 15 minutos de antelación y elegir el lugar donde deseas que te lo entreguen. El aparcacoches entonces te lo llevará al lugar elegido y te avisa al llegar. Además en todo momento vas a poder conocer la ubicación exacta de tu coche gracias a la aplicación llollo.

Qué ventajas tiene la aplicación llollo

Te mostramos a continuación todas las ventajas de la aplicación llollo, al menos para sus propios creadores:

  1. Podrás ahorrar tiempo y dinero. Te vas a ahorrar el tiempo y el dinero que gastas habitualmente en aparcar. Claro que como veremos a continuación y como no puede ser de otra manera este servicio no es gratuito.

  2. Fácil y práctico. Es sencillo de utilizar y además sirve para por un lado evitar multas y por otro para saber dónde está tu coche en todo momento.

  3. Totalmente seguro. Además de darte las máximas garantías acerca de la persona que se va a llevar tu vehículo, el coche descansará en todo momento en alguno de sus parkings con vigilancia permanente.

  4. Valets cualificados. No cualquier persona va a coger tu vehículo, lo harán aparcacoches perfectamente cualificados y que cuidarán con mimo de tu vehículo.

  5. Seguro a todo riesgo. La app llollo te garantiza no solo de palabra el estado de tu vehículo, además sus aparcacoches hacen fotografías antes y después de llevarse tu coche para comprobar que no tiene ningún desperfecto. Pero si algo sucede, dispone de un seguro a todo riesgo que cubre hasta un millón de euros.

  6. Más barato que un parking. Te garantizan que con su máxima tarifa pagarás menos que en un parking.

Tarifas de llollo

Dejamos para el final lo que seguramente más nos preocupa a todos, el precio. El servicio está de momento disponible solo en dos barrios de Madrid. En el Barrio de Salamanca el precio es de 5,50 euros la hora, y a partir de la primera se cobrará en fracciones de 30 minutos por 2,75 euros. Con un coste máximo diario de 15 euros. Mientras que en Atocha, la otra zona, hay solo dos tarifas 8,75 las 12 horas y 17,50 euros el día completo, aquí lo que se busca es a los clientes que van a viajar en tren. Hay un abono mensual por 199 euros.

No cabe duda que es un servicio original.

Dejar respuesta