La verdad es que sabemos que nos estamos metiendo en un asunto complicado, que es el comportamiento de mujeres y hombre al volante. Un tema controvertido, lleno de tópicos y que siempre despierta polémica. Aunque ese no era el objetivo, el informe presentado por la Fundación Línea Directa, “El copiloto y su influencia en la prevención de los accidentes de tráfico. Una perspectiva de género”, incide en los distintos comportamientos según el sexo no solo a la hora de conducir sino también como copilotos.

Línea Directa muestra como el género influye en la siniestralidad
Línea Directa muestra como el género influye en la siniestralidad

Línea Directa explica por qué ha realizado el informe

En su introducción la Fundación Línea Directa explica el porqué de su estudio“El copiloto y su influencia en la prevención de los accidentes de tráfico. Una perspectiva de género”:

  • Porque queremos demostrar con datos estadísticos que el copiloto tiene una influencia directa en los accidentes de tráfico, en este caso, positiva.

  • Porque queremos conocer el perfil del copiloto perfecto, en función de variables como sexo y edad, y averiguar cuál es la mejor combinación conductor-copiloto desde una perspectiva de género

  • Porque queremos demostrar con datos cómo los tópicos sexistas al volante no se corresponden con la realidad.

  • Porque queremos concienciar a los conductores y a los copilotos sobre la necesidad de mantener conductas seguras al volante especialmente en estas fechas Navideñas: fiestas familiares, comidas de trabajo, grandes desplazamientos… Todos tenemos un papel activo en el coche.

  • Porque, por primera vez en 11 años, el número de muertos en carretera está aumentando, por lo que debemos seguir concienciando como medio para luchar contra la siniestralidad.

Para el estudio de Línea Directa el género influye en los accidentes

El estudio nos muestra como el género también tiene su influencia a la hora de los accidentes de tráfico. Muestra como la pareja que tiene menos accidentes es la que forma una mujer al volante y un hombre como copiloto.

En el estudio se destaca que aunque esta combinación no sea ni mucho menos la más habitual, registra seis veces menos de accidentes en las carreteras de nuestro país en comparación a cuando van dos hombres, uno como conductor y otro como acompañante.

Cómo realizó el estudio la Fundación Línea Directa

Para llegar a estas conclusiones estudiaron más de 1.200 automovilistas y de 255.000 accidentes con víctimas acontecidos entre los años 2011 y 2013. Se quedaron fuera de esta investigación los que estuvieron protagonizados por motos, motocicletas o bicicletas.

Francisco Valencia que es director de la Fundación Línea Directa muestra que los tópicos sexistas no se corresponden con la realidad. Además señalan que cuando tanto la conductora como la acompañante son mujeres la siniestralidad es dos veces más alta que en el caso comentado, y si es el hombre el que conduce y la mujer la que está a su lado es 2,2 veces más alto.

El pasado mes de junio el RACE presentó otro estudio que mostraba que casi un 80% de los conductores se distraen más cuando llevan acompañantes que si van solos.

Sin embargo para la Fundación Línea Directa el conducir con copiloto es un 35% más seguro. Dice que ayuda a reducir las infracciones originadas en la falta de atención, como puedan ser saltarse semáforos, pasos de cebra o circular en dirección prohibida.

Para ellos el copiloto es un valor para la conducción que consigue evitar cientos de muertes todos los años en nuestras carreteras. Algo vital si tenemos en cuenta que en 2014 murieron 1.688 personas en accidentes de tráfico, lo que supone el primer aumento anual en 11 años.

El copiloto imperfecto y perfecto para la Fundación Línea Directa

Eso sí, apuntan a que hay un claro peor acompañante, se trata de un hombre de entre 18 y 29 años. Sería el que la Fundación Línea Directa califica como el copiloto imperfecto.

Su comportamiento es el de estar constantemente hablando, además critica todo el tiempo la manera de conducir del conductor, le enseña el móvil y toca en repetidas ocasiones los instrumentos del salpicadero, como pueden ser el GPS o la radio.

Asimismo, este mal acompañante estaría tolerando un mal comportamiento del piloto, un 11% las distracciones y un 7% la conducción brusca.

Por el contrario para la Fundación Línea Directa el copiloto perfecto sería una persona de entre 60 y 69 años y que muestra una actitud colaborativa con el conductor.

Línea Directa extrae conclusiones de su estudio

Línea Directa ha querido extrapolar los resultados de su investigación y señala que 500.000 conductores consienten que los copilotos vayan sin el cinturón de seguridad y 1,3 millones que les enseñen el móvil mientras están conduciendo.

Otro de los datos interesantes es que las mujeres como acompañantes no permiten los excesos de velocidad, no respetar la distancia de seguridad y la conducción brusca.

En cuanto a los hombres, estos son más permisivos a la hora de consumir alcohol y drogas, utilizar el móvil y no respetar las señales de tráfico.

Sin duda un estudio que dará mucho que hablar.

Dejar respuesta