Está claro que cada vez la tecnología está más presente en nuestra vida. Como todo en esta vida este hecho viene acompañado de un sinfín de ventajas y de algunos inconvenientes. Estos últimos suelen proceder del mal uso que se da a este tipo de avances. Son muchos los que piensan que el estar cada día más conectados conlleva al mismo tiempo el estar cada día más controlados. Un planteamiento que es posible que persista por más que se nos garantice que no es así. De hecho en estos días desde la DGT, la Dirección General de Tráfico se nos ha asegurado que la implantación del sistema eCall no supondrá la vulneración de nuestra privacidad en ningún caso. Veamos a continuación como argumentan su respuesta.

DGT
DGT

La DGT asegura que nuestra privacidad no corre peligro

Se ha celebrado una jornada sobre ‘Tecnología e Innovación en la seguridad vial’ en la sede de la Fundación PONS en ella ha participado el subdirector de Gestión de la Movilidad de la Dirección General de Tráfico, DGT, Jaime Moreno. En ella ha comentado que la motivación que existe detrás de obligar a los vehículos a llevar una tarjeta SIM, el llamado sistema eCall, no es tenerlo controlados mediante la tecnología. Por lo que en ningún caso se va poner en riesgo la privacidad de los conductores.

Qué es la tecnología eCall

El eCall es una tecnología con la que tendrán que contar todos los vehículos nuevos desde el mes de octubre y desde el 2018 todos los coches que circulen por las carreteras. El propósito es que si se produce un accidente de cualquier tipo el sistema llame al instante al servicio de urgencias para comunicárselo y además enviará toda la información de la que disponga sobre lo ocurrido. El lugar, el momento, la dirección que llevaba el vehículo e incluso el combustible que utiliza. Por supuesto también todos los datos concernientes al conductor, los pasajeros que están a bordo y también el número de bastidor.

Para la DGT el eCall mejorará la respuesta ante los accidentes

La DGT comenta que la inclusión de este dispositivo pretende facilitar una respuesta casi en tiempo real de los servicios de emergencia cuando se produzca el accidente, lo que será posible gracias a toda la información con la que van a contar.

Moreno comenta que el seguimiento por GPS de los coches permite otro tipo de ayuda. Por ejemplo que los conductores avisen a otros de la presencia de cualquier clase de obstáculo que se encuentre en la vía.

La DGT permitirá otro tipo de utilidades

Eso sí, a pesar de todo lo comentado hasta ahora la DGT va a permitir que se pueda utilizar la tecnología eCall de otras maneras. Por ejemplo y siempre que lo permita el conductor, las aseguradoras podrán acceder a su manera de comportarse en las carreteras ofreciendo luego un descuento es sus tarifas. Pero han recalcado que siempre que se emplee para algo similar a esto deberá de ser de pues de alcanzar un acuerdo la empresa y el propietario del coche, que favorezca a ambas partes como no podría ser de otra manera.

El objetivo de la tecnología eCall para la DGT es reducir los accidentes

Desde la DGT se recalca que la tecnología va a ser una ayuda primordial para conseguir bajar la cantidad de accidentes que se producen y la gravedad que estos conllevan. Su objetivo es reducir la siniestralidad y por supuesto también la mortalidad. Al mismo tiempo que lamentan que aunque se está trabajando arduamente para conseguirlo y somos uno de los países punteros de la Unión Europa en materia de seguridad, no hemos cumplido con el objetivo de reducir la siniestralidad al menos de la forma deseada.

Aunque sea un asunto delicado y no siempre fácil de abordar, desde la DGT explican que uno de los factores que más inciden en la alta siniestralidad de nuestro país es el envejecimiento de la población que lleva a que cada vez haya más conductores con una edad avanzada al volante. Lo cual es sus propias palabras merma las habilidades de conducción. Otro factor importante es el aumento de los vehículos circulando.

Para la DGT la conducción autónoma está cerca

Para el subdirector de Gestión de la Movilidad la conducción autónoma, sin conductor, de los vehículos es algo que sucederá mucho antes de lo que pensamos. Por lo que el uso de los smartphones será clave para que tanto los ciclistas como los peatones, otras grandes víctimas de los accidentes, puedan avisar a este tipo de vehículos de que se encuentran en sus proximidades.

El uso de la tecnología en todas las facetas de nuestra vida es cada día algo más cercano por lo que tendremos que superar ciertos prejuicios que aún no hayamos vencido. Pero por supuesto exigir siempre que no ponga en riesgo ni nuestra seguridad ni nuestra privacidad.

Dejar respuesta