Aunque parezca mentira hasta hace no muchos años se podía fumar en muchos lugares en los que hoy está prohibido. Sin embargo las autoridades están cada día más concienciadas del daño que hace el tabaco, tanto a quienes fuman como por supuesto también a los que están alrededor de ellos. Sobre todo es un hecho que son los niños los fumadores pasivos que más sufren las consecuencias del humo. Por eso en el Reino Unido no va a estar permitido fumar en el coche si en su interior viajan menores.

Fumar en el coche si hay niños prohibido
Fumar en el coche si hay niños prohibido

Fumar en el coche prohibido desde el 1 de octubre

Desde el jueves día 1 de octubre los conductores en el Reino Unido tienen totalmente prohibido fumar en el coches siempre y cuando viajen niños en su interior, con el fin de evitar que los pequeños se conviertan en fumadores pasivos. Esta Ley atañe a todos los vehículos privados y quienes no la cumplan se estarán exponiendo a ser sancionados con multas de 50 libras, que equivalen a unos 67 euros.

Esta medida es similar a la que ya entró en vigor en Gales y tiene como claro fin conseguir proteger a los niños del riesgo que representa para ellos el estar expuestos al humo del tabaco, entre otras una enfermedad tan grave como es el cáncer.

Fumar en el coche: 430.000 expuestos al tabaco a la semana

No es una posibilidad tan solo, sino un problema real, ya que según la Fundación Británica del Pulmón, BLF, más de 430.000 niños están expuestos de manera semanal al humo del tabaco de forma pasiva en el interior de los vehículos.

La Cámara de los Comunes aprobó una enmienda sobre este tema en el año 2014, que fue ratificada por 376 votos a favor por 107 que tuvo en contra. Hay que tener en cuenta que la coalición entre conservadores y liberal demócratas dieran libertad de voto a todos sus diputados.

En el Reino Unido se lucha de forma activa contra el tabaco

No es una medida pionera ni mucho menos, ya que son varias las que se han tomado en el Reino Unido para intentar luchar contra el tabaco. Por ejemplo está prohibido fumar en los lugares públicos cerrados o en el trabajo. Además tampoco se puede vender ya en las máquinas expendedoras.

Está claro que la multa a la que se enfrentan los conductores del Reino Unido no es demasiado alta por lo que puede no ser el motivo real para que los padres dejen de fumar en el coche. Pero lo que está claro es con esta normativa se les está recordando el grave peligro que representa para sus hijos el exponerse al humo del tabaco de forma pasiva en un lugar cerrado como es el interior del vehículo.

En el País Vasco también se quiere prohibir fumar en el coche

Pero no solo en el Reino Unido se quieren tomar medidas contra el tabaco. También en nuestro país, de hecho la Sociedad Vasco Navarra de Prevención del Tabaquismo (SVPT), ha reclamado que la futura Ley Vasca de Adicciones incluya que no se permita fumar en el coche cuando viajen niños a bordo.

En sus palabras sería lamentable no aprovechar la oportunidad que plantea esta Ley:

Nos da muchísima pena que esta ley, que va a ser novedosa en cantidad de temas, no incluya esta medida. Es una oportunidad de oro para regular algo basado en evidencias científicas con una rotundidad absoluta. Además, nuestra sociedad es suficientemente madura y está sensibilizada para saber que lo primero es proteger a los niños.

Los médicos solicitan a los políticos del País Vasco que tomen buena nota de la medida del Reino Unido a este respecto, dicen que no entienden por qué ellos sí pueden legislar este asunto y ellos no. Además manifiestan contar con el apoyo científico y con el respaldo del sentido común.

Los efectos del tabaco en los niños

Esta organización basa su solicitud en los muchos estudios de los que se disponen que dejan claro que el humo de los cigarrillos recibido de forma pasiva provoca diferentes trastornos de salud.

De manera inmediata provoca irritación de ojos y garganta, tos, dolor de cabeza, mareos y náuseas. Pero es solo la punta del iceberg y muestra como a largo plazo puede provocar asma, problemas cardíacos y cáncer de pulmón.

Destacan como además el riesgo aumenta de manera sustancial al exponer se al humo del tabaco en un espacio cerrado como es el interior de un vehículo. Muestran como un solo cigarro en un coche parado, con las ventanillas cerradas produce un nivel de humo de segunda mano once veces más alto que el que se encontraba en los bares cuando se podía fumar en ellos.

Claro que aun bajando las ventanillas y con el aire acondicionado funcionando la concentración de humo permanece en el coche durante más de dos horas y media.

Sin duda fumar en el coche con niños delante es una mala idea.

Dejar respuesta