En estos tiempos de crisis que no sabemos si aún vivimos, no cabe la menor duda que uno de los aspectos que más nos preocupa a todos es mantener nuestro puesto de trabajo. La gran mayoría de nosotros ha visto como familiares y amigos han perdido el empleo con todas las consecuencias que ello conlleva. Quienes han logrado mantenerlo o incluso encontrarlo tienen otra gran preocupación que es la de conseguir un salario competitivo que les permita tener un nivel de vida mínimo, algo que no todos consiguen. Parece que los trabajadores dedicados a la fabricación de vehículos no solo no han visto mermado su poder adquisitivo sino todo lo contrario.

FABRICANTES DE VEHICULOS
FABRICANTES DE VEHICULOS

Los trabajadores dedicados a la fabricación de vehículos mejoran su sueldo un 15,6%

Cuando comenzó la crisis económica en el ya lejano 2008, según el Instituto Nacional de Estadística el coste salarial medio mensual de los empleados en el sector de la fabricación de vehículos a motor, remolques y semirremolques era de 2.042,09 euros en España. Muchas veces se ha comentado como los trabajadores por cuenta ajena han sufrido recortes importantes en su salario. Sin embargo los contratados en este sector laboral han visto cómo sus emolumentos han subido durante la crisis en un 15,6% situándose en el primer trimestre del este 2015 en los 2.360,7 euros. Se incluye en esta cifra todas las remuneraciones que reciben estos asalariados tanto en metálico como en especies.

Sueldo de los trabajadores dedicados a la fabricación de vehículos año a año

El aumento de los sueldos que perciben aquellas personas que trabajan en la fabricación de vehículos ha sido durante todos estos años progresivo. Eso sí, con la única salvedad del primer trimestre año 2009. En aquel momento en el que la crisis y el miedo golpeaban con fuerza los sueldos bajaron un 7% con relación al mismo período del año anterior. Se situaron en 1.899,33, euros que para que nos hagamos una idea supone un 19,5% menos de lo que cobran de media en la actualidad. Aunque hay que tener en cuenta el último año, con respecto al 2014 la subida ha sido mínima, tan solo un 0,4%.

El sueldo de las empresas de fabricación de vehículos por encima de la media

El sueldo medio de nuestro país se ha situado en este primer trimestre en 1.831,7 euros, bastante lejos de lo que cobran los trabajadores especializados en la fabricación de vehículos. Pero ambos se quedan bastante atrás si tomamos en consideración aquellos que cuentan con el mejor salario en nuestro país que son los que se dedican a los servicios financieros, menos a seguros y a fondos de pensiones, con 4.633,61 euros.
En cuanto a los sectores en los que menos se cobra son los servicios a edificios y actividades de jardinería, con 904,5 euros de media, los servicios de comidas y bebidas, con 913,25 euros, y otros servicios personales, con 954,88 euros, trabajadores que ni tan siquiera son mileuristas. Mencionamos estas cifras para mostrar en qué nivel se encuentran los salarios de este sector del motor en relación a otros.

Los sueldos del sector de venta y reparación de vehículos

Siguiendo con el mundo del motor otro de los campos que pueden utilizarse para conocer su marcha es el dedicado a la reparación de vehículos a motor y motocicletas. En este caso el incremento de sueldos ha sido inferior al comentado hasta ahora. En el primer trimestre de 2015 habían acumulado una subida del 4,7 % si tomamos en consideración los datos de ese terrible 2008, situándose el coste salarial medio en 1.698,68 euros. Al igual que sucede con el sector de la fabricación de vehículos el único momento en el que la remuneración que reciben los trabajadores se vio mermada fue en el primer trimestre de 2009. Mientras que en el último año los trabajadores han aumentado su salario en un 5,2 % ya que en 2014 cobraban 1.613,79 euros.

Nuevas matriculaciones, mejores empleos

Está claro que la base para que se puedan aumentar los sueldos en mayor o menor medida es sin lugar a dudas que se produzca un mayor número de ventas. Algo que lleva ocurriendo sin interrupción casi dos años. Por lo que una vez más volvemos a incidir en la relación que existe entre que se matriculen nuevos vehículos y el empleo. No solo para que se creen más puestos de trabajo, sino para que las personas que ya están empleadas en todo lo relacionado con el mundo del motor puedan tener un sueldo adecuado y competitivo.
Esperemos que se sigan consiguiendo buenas cifras en este campo por el bien de todos.

Dejar respuesta