Como cabía esperar el caso protagonizado por el Grupo Volkswagen en cuanto a la manipulación del software de sus motores con el fin de engañar a las autoridades a la hora de ser controladas sus emisiones no deja de crecer. Si pensábamos que la única víctima sería el fabricante alemán cada vez tomamos más conciencia de que no va a ser así y que este asunto va a salpicar de una u otra forma a otras marcas de coches. Ahora hemos conocido que la Oficina Federal de Vehículos Motorizados en Alemania está llevando a cabo una exhaustiva investigación a otros 50 modelos de distintos fabricantes.

El Grupo Volkswagen podría no ser el único que falseó las emisiones
El Grupo Volkswagen podría no ser el único que falseó las emisiones

El Grupo Volkswagen no es el único implicado

Los acontecimientos parecen demostrar que el Grupo Volkswagen no tiene demasiada prisa a la hora de ir esclareciendo todo este oscuro asunto, sin embargo las autoridades alemanas sí que pretenden dilucidar todo lo que está envuelto en el escándalo de las emisiones contaminantes.

Una de las sospechas que tienen es que el Grupo Volkswagen no sea el único que ha estado cometiendo este tipo de irregularidades por lo que la Oficina Federal de Vehículos Motorizados en Alemania ha decidido comprobar las emisiones de más de 50 modelos diferentes de distintas marcas.

Han detectado emisiones elevada en otros fabricantes además del Grupo Volkswagen

No es una decisión tomada a la ligera, sino motivada porque han detectado niveles de emisiones por encima de lo permitido en diferentes fabricantes. En un comunicado de la mencionada Oficina Federal podemos leer la siguiente explicación:

A partir de los valores brutos analizados hasta el momento, hemos comprobado valores de óxido de nitrógeno elevados y lo hemos hecho en distintas condiciones de conducción y ambientales.

Aunque este organismo ha finalizado dos terceras partes de todas las pruebas que tienen pensado realizar no ha querido concretar qué marcas o modelos han dado positivo. De hecho afirma que tienen la intención de primero comunicar a los fabricantes sus conclusiones y a otros organismos oficiales, para poder determinar que pasos tienen que dar. Incluyendo las consecuencias legales que tendrá el asunto para todos los fabricantes.

Todos los modelos que están siendo investigados

Por supuesto se vigila con lupa a todas las filiales del Grupo Volkswagen, como Audi, Seat, BMW o Mercedes. Pero además también se está investigando a marcas como Ford, Fiat, Volvo, Alfa Romeo, Dacia, Hyundai, Nissan, Toyota, Mazda o Jaguar Land Rover.

Este es listado completo de todos los modelos que se están controlando:

  • ALFA ROMEO

Guilietta

  • AUDI

  • A3

  • A6

  • BMW

  • Serie 3

  • Serie 5

  • Mini

  • CHEVROLET

  • Cruze

  • DACIA

  • Motortyp SD

  • FORD

  • Focus

  • C-Max

  • HYUNDAI

  • iX35

  • 20

  • HONDA

  • HR-V

  • JEEP

  • Cherokee

  • LAND ROVER

  • Evoque

  • MAZDA

  • 6

  • MERCEDES

  • Clase C

  • CLS

  • Sprinter

  • Clase V

  • MITSUBISHI

  • ASX

  • OPEL

  • Astra

  • Insignia

  • Zafira

  • PEUGEOT

  • 308

  • PORSCHE

  • Macan

  • RENAULT

  • Kadjar

  • SMART

  • Fortwo

  • TOYOTA

  • Auris

  • VOLKSWAGEN

  • Amarok

  • Beetle

  • Crafter

  • Golf

  • Golf Sports Van

  • Passat

  • Polo

  • Touran

  • Touareg

  • VOLVO

  • V60

¿Y si el Grupo Volkswagen no está solo?

Se sabe que la Oficina Federal de Vehículos Motorizados en Alemania tiene la intención de publicar los datos que se obtengan en un detallado informe, pero se desconoce cuándo ocurrirá.

Es evidente que de confirmarse que estos modelos también falsearon las emisiones de sus vehículos el escándalo protagonizado por el Grupo Volkswagen tomaría una nueva categoría, que de momento no podemos cifrar ni tan siquiera imaginar ni sus consecuencias económicas ni de otro tipo.

A la espera de estos resultados sí que conocemos que la organización ecologista alemana Deutsche Umwelthilfe denunció en sus momento que en las pruebas que ellos mismos habían efectuado en un laboratorio suizo a un Opel Zafira que contaba con un motor de 1.6 litros. Según dicha organización sus niveles de emisiones multiplicaban por 17 el máximo permitido por la normativa que rige en Europa. Por supuesto el fabricante desmintió con rapidez esta noticia.

La Asociación Alemana de la Industria Automovilístico dice que no hay motivo para extender las sospechas a todos los fabricantes. Reconocen que si una empresa ha mentido es inaceptable, pero que no puede suponer el descredito de toda la industria del automóvil.

Demanda colectiva contra el Grupo Volkswagen en Corea del Sur

Al mismo tiempo hemos conocido que un total de 1.536 propietarios de automóviles han puesto una demanda colectiva contra el Grupo Volkswagen en Corea del Sur.

En ella pretenden que se cancele sus compras y se les devuelva el dinero invertido en el vehículo. Afirman que fueron engañados por el fabricante alemán al manipular este las emisiones contaminantes.

Además cuentan que son más de 6.000 personas las que ya han presentado la documentación necesaria para unirse a esta demanda, algo que se hará efectivo en los próximos días.

Como vemos el caso Volkswagen está muy lejos de darse por resuelto.

Dejar respuesta