En el mundo del motor todos son conscientes de que el escándalo de Volkswagen va a tener consecuencias no solo para el Grupo alemán, sino que serán muchas las víctimas de lo sucedido. Ahora según un estudio el diésel perderá un 17% de coches en Europa en los próximos cinco años a causa de este asunto.

El diésel perderá presencia en Europa
El diésel perderá presencia en Europa

Las consecuencias del escándalo Volkswagen para el diésel

El diésel va a salir muy perjudicado después del escándalo Volkswagen, aunque sobrevivirá. Roland Berger es una de las consultorías especializadas en el mundo del automóvil más prestigiosa, y ha publicado un estudio que muestra como en el próximo lustro en la Unión Europea habrá casi un millón de coches diésel menos. Estos datos significarían un descenso del 17% en la presencia que tienen estos coches en nuestro continente.

El 53% de todos los coches que se venden en Europa son diesel

Hay que tener en cuenta que a día de hoy el 53% de todos los coches que se venden en Europa tienen un motor diésel, lo que traducido en cifras quiere decir que cada año se venden 6,9 millones de vehículos con este combustible.

Ahora gracias a la manipulación del software de los motores de Volkswagen se calcula que para 2020 el porcentaje bajará al 48%, se trata al menos de las previsiones de la mencionada consultora.

Volkswagen entra en pérdidas por primera vez en 15 años

De hecho acabamos de conocer como el Grupo Volkswagen entra en pérdidas por primera vez en los últimos 15 años en este tercer trimestre.

Incluso también sabemos que la Audiencia Nacional ha decidido imputar a la compañía alemana por el mencionado escándalo, por lo que empezamos a vislumbrar que la principal consecuencia para el Grupo serán las muchas demandas a las que se tendrá que enfrentar el fabricante en los próximos meses o incluso años.

Los motores diésel perderán protagonismo en los próximos años

Debido a ello vamos asistir a que los motores diésel pierdan protagonismo en el continente europeo en los próximos años.

Si hacemos previsiones a más largo plazo y nos situamos dentro de 15 años, en 2030, la cuota de coches diésel bajará en Europa hasta el 41%. Lo que significa que en ese período los motores diésel van a llegar a perder un 12% de cuota en la Unión Europea.

El diésel desaparecerá en los coches más pequeños

La previsión también incluye que el diésel desaparezca casi por completo en los turismos de menor tamaño, mientras que en los más grandes se seguiría empleando. Entonces la opción para los turismos más pequeños serán los motores gasolina.

La consultaría afirma que el motor diésel será más caro debido a las tecnologías que irán surgiendo. El objetivo general es que se reduzcan las emisiones CO2 además esto no será una opción sino una obligación puesto que la tendencia es ir endureciendo toda la normativa al respecto.

La presencia del diésel cambiará

Profundizando aún más en lo que comenta esta consultora, nos dice que el diésel continuará siendo el combustible de referencia, pero que habrá cambios significativos.

Por ejemplo muestra como en los coches minis como el Fiat Panda el diésel va a desaparecer. En otro de este tipo como en el Peugeot 208 este combustible va a perder un 10%, pasando del 36% al 26%. Esto se puede hacer extensible al resto de vehículos de menor tamaño.

Vayamos ahora con los modelos de un tamaño mayor, en este caso los motores diésel van a continuar dominando este sector en el futuro. Esto es debido a que su eficiencia va a continuar contando con el agrado de los consumidores, ya que es considerado como el más eficaz para impulsar los vehículos que son más grandes y por tanto más pesados. Claro que aunque siga siendo el combustible dominante, va a perder presencia.

Será principalmente en los llamados modelos executive, como el Mercedes E, en los que el diésel va a tener una mayor presencia, copando hasta un 70% de todos estos vehículos para el año 2030. Eso sí, perderá bastante presencia puesto que en la actualidad suponen un 88% en la Unión Europea.

Aun así, será en los coches más pequeños donde los motores diésel pierdan más poder.

La consultora Roland Berger señala en su estudio que habrá una disminución de la cuota de diésel en casi todos los principales mercados, pero que también va a suponer un encarecimiento de los coches, algo que ya estaba sucediendo desde la entrada en vigor de la normativa Euro 6.

Pero escándalo Volkswagen no solo afectará a los fabricantes de coches, sino también a toda la cadena productiva. Esto redundará en que los fabricantes tengan que ponerse manos a la obra para desarrollar coches alternativos, cuya principal opción es sin duda el coche eléctrico.

De lo que estamos seguros es que estas no serán las últimas líneas que se escriben sobre este asunto.

Dejar respuesta