Está más que claro que la tecnología cada vez tiene un mayor calado y presencia en todos los ámbitos de la vida. Quitando ciertos problemas que pueda ocasionar, en la mayoría de los casos por hacer un mal uso de ella, la verdad es que son todo ventajas. Nos ha servido para facilitar un sinfín de aspectos de nuestra vida, para poder emprender nuevas formas de comunicación o para disfrutar de un ocio diferente, entre otras cosas. El mundo del motor por supuesto no puede mantenerse al margen de las nuevas tecnologías y cada vez las utiliza más. Pero ahora lo hará también de forma obligada, ya que desde el 2018 todos los vehículos nuevos tendrán que llevar un dispositivo eCall.

dispositivo eCall.
dispositivo eCall.

eCall aprobado por el Parlamento Europeo

Desde el próximo 31 de marzo de 2018 todos aquellos vehículos nuevos que salgan a las carreteras europeas deberán llevar incorporado el dispositivo eCall. Servirá para que en caso de que se produzca un accidente llame automáticamente al servicio de emergencias notificándoselo y además le enviará un paquete básico con toda la información posible sobre el siniestro. Se incluirán la posición y el momento exacto de la colisión, la dirección que tenía el vehículo en el momento del accidente, la clase de combustible que utiliza, el número de bastidor y el número total de pasajeros que viajan en el auto. Cuando ocurren este tipo de percances una de las cosas más importantes para minimizar los daños es que la ayuda llegue cuanto antes. Con este servicio se va a ganar un tiempo que puede resultar vital para aquellos que estén implicados en el accidente. Además en cuanto suceda, los servicios de emergencias contactarán con los accidentados, si están conscientes, para conocer su estado físico, al tiempo que les indican cómo actuar y los tranquilizan.
El Parlamento Europeo, que es el organismo que ha aprobado esta medida, estima que puede suponer que se salven unas 2.500 vidas cada año. Teniendo en cuenta que en el pasado 2014 fallecieron en accidentes de circulación en Europa 25.700 personas supondría un descenso de aproximadamente el 10%. Se van a unir a esta iniciativa Islandia, Noruega y Suiza, tres países del Espacio Común Europeo.

Quién asume los costes de la instalación de eCall

Lógicamente este dispositivo tendrá un coste, que se cifra en unos 100 euros por cada coche, que tendrán que asumir en su totalidad los fabricantes de vehículos. Por otro lado será la Administración la que tenga que correr con los gastos de adaptar las urgencias a este nuevo servicio. En España esto lo efectuaran las distintas Comunidades Autónomas.

eCall
eCall

Características de eCall

La información que facilitará eCall a los servicios de urgencias es fundamental. Por ejemplo la relativa al tipo de combustible que emplea el vehículo es vital a la hora de conocer el riesgo de explosión. La dirección que seguía, sobre todo si circulaba en una autopista, servirá para saber si ha podido caer en algún lugar de difícil acceso, como una mediana. También los ocupantes del vehículo podrán contactar de forma manual con las urgencias, por ejemplo si ven un accidente. Además será un aviso prioritario con respecto a otros que se reciban en el 112 y serán conscientes desde el principio que están lidiando con un accidente de circulación.

Controversias del sistema eCall

Aun pareciendo una medida muy positiva, no todos han estado de acuerdo en llevarla a cabo. De hecho tanto algunos países como ciertos fabricantes de vehículos han tratado de impedir su aprobación. Asimismo se ha debatido bastante sobre el uso que se pueda hacer de todas la información privada de la que ahora se dispondrá. Para solventar este escollo el Parlamento Europeo indica que se borrarán todos los datos referentes a la posición de los vehículos que no se haya necesitado utilizar.
Se cree que detrás de estas trabas puede esconderse el temor a que los servicios de emergencias no estén preparados para cumplir con este acuerdo. Mientras que los expertos argumentan que en un país como España se encuentran muy avanzados debido a los años en los que se sufrió constantemente atentados terroristas que requerían de una respuesta inminente. Otros como Reino Unido o Francia tendrán más problemas para cumplirlo debido al gran número de vehículos y a un territorio muy amplio, por lo que no han sido muy favorables a la implantación de estas medidas.

Algunos ya lo están haciendo

Algunos fabricantes se han adelantado y ya incorporan mecanismos similares a los ahora aprobados. Es el caso de Peugeot y Citroën, en la mayoría de sus modelos nuevos. En este caso el dispositivo a quien avisa es a un centro perteneciente a la compañía, en el que se discierne si hace falta llamar a los servicios de emergencia.
eCall será obligatorio para todos los vehículos M1, los dedicados al trasporte de pasajeros que no cuenten con más de 9 plazas incluyendo la del conductor. También para los N1, que son los destinados al trasporte de carga y cuyo peso no esté por encima de las 3,5 toneladas. Eso sí, se podrá colocar en cualquier clase de vehículo, también en coches, con un coste anual de unos 200 euros.
Esperemos que consiga su objetivo de reducir las víctimas en caso de accidente.

Dejar respuesta