A la hora de comprar un vehículo parece que básicamente solo tenemos dos opciones, comprar uno nuevo o uno usado. Es cierto que en esencia es así, pero hay una tercera opción, para muchos la más interesante que nos permite hacernos con un coche prácticamente nuevo, pero con un precio mucho menor, nos estamos refiriendo a los coches kilómetro 0. Hoy te contamos todo lo que tienes que conocer al respecto.

Coches kilómetro 0, ¿son la mejor opción?
Coches kilómetro 0, ¿son la mejor opción?

Qué son los coches kilómetro 0

Empezaremos por explicar un poco que es un coche kilómetro 0, ya que nunca se trata de un vehículo usado. Se trata de un coche de ocasión que en ningún momento ha sido utilizado por otro dueño. Técnicamente lo podríamos definir como un coche nuevo que ya está matriculado.

En algunas ocasiones y por distintos motivos los concesionarios deciden matricular coches que tienen en su poder y los inscriben a su nombre hasta que encuentren un comprador.

Así que hablamos de coches nuevos pero que ya tienen una cierta antigüedad en el momento de la venta, puesto que pueden pasar unos meses desde que se matriculan hasta que se venden.

Otra característica con la que tienen que contar los coches kilómetro 0 es que no pueden tener más de 50 kilómetros recorridos. Que serán producto del traslado de la fábrica, de alguna prueba que haya hecho algún posible comprador que finalmente no se quedará con el automóvil o por un motivo similar.

Aunque hay algunos concesionarios que pretenden incluir dentro de la nomenclatura kilómetro cero aquellos que tienen hasta 5.000, porque hayan sido empleados para pruebas, para que lo utilicen posibles clientes o el personal del concesionario. Pero en este caso no es correcto de nominarlos así, sino que hablaríamos de coches de cortesía, de pruebas o de gerencia y serían vehículos seminuevos.

Ventajas de los coches kilómetro 0

El principal atractivo de este tipo de coches es su interesante relación calidad precio. Tenemos que tener en cuenta que el concesionario desea cuanto antes poder deshacerse de un coche en el cual ha invertido un dinero para recuperarlo y obtener su ganancia. Por lo que en muchos casos nos vamos a llevar a casa un coche con un descuento de hasta un 25% con relación a su precio de venta.

Además, al contrario de lo que sucede muchas veces cuando nos compramos un coche nuevo, la entrega de los coches kilómetro 0 es inmediata, ya está en el concesionario por lo que en el momento en el cual abonemos su precio o lo financiemos, nos lo podemos llevar.

Desventajas de los coches kilómetro 0

Una de las grandes desventajas para muchos de los que se deciden a comprar un coche de este tipo es que lo tienes que comprar tal cual. Es decir cuando adquieres un coche nuevo puedes decidir muchas cosas relacionadas con él, como el color o los extras, sin embargo con un kilómetro 0 no tenemos esta opción. Tenemos que llevarnos el coche tal cual lo tengan en el concesionario, por lo que debemos ir a la compra con una mentalidad abierta.

No podemos olvidar otro problema que presentan este tipo de vehículo y es que vamos a contar con un período inferior de garantía. Esta empieza en el momento en el que coche se matricula, por lo que si lleva tres meses matriculado son tres meses menos los que vamos a disfrutar de este tipo de garantía, salvo que negociemos con el concesionario una extensión de la garantía.

El mercado de los coches kilómetro 0

Tenemos que empezar por decir que el mercado de los coches kilómetro 0 es muy limitado, no se cuenta con demasiadas opciones y como comentábamos en un punto anterior las que tenemos en este caso nos las da el concesionario, por lo que tenemos que adaptarnos a la oferta que exista en cada momento.

Podemos decir sin temor a equivocarnos que los coches kilómetro 0 son uno de los más demandados en el mercado del mundo del automóvil. Por lo que no siempre podremos encontrar aquello que en un principio buscábamos.

La clave probablemente sea adaptarnos en la medida de lo posible a la oferta del momento. Es decir, haz un listado de las cosas básicas que esperas encontrar y utilízala para hallar el que mejor se adapte a ella. Por ejemplo podemos pensar en la marca, el tipo de combustible, unos extras que para nosotros sean imprescindibles y casi lo más importante, el presupuesto con el que contamos. Aunque tal vez puedas incluso reducir esta lista, pero también en algunos caso la ampliarás

Lo que tienes que tener claro es que cuanto más flexible seas en cuanto a exigencias, más posibilidades tendrás de encontrar un vehículo que se adapte a tus necesidades.

Ahora ya sabes si los coches kilómetro 0 son la mejor opción, al menos para ti.

Dejar respuesta