Cuando alguien viene a España de turismo seguro que lo hace pensando en disfrutar de sus playas, de los museos, de sus calles llenas de vida o de sus siglos de historia que se deja ver en multitud de detalles de la geografía nacional. Los que vienen a Galicia disfrutarán además de una gastronomía incomparable, de sus parajes verdes y de tantas y tantas cosas. Pero seguro que los turistas que han visto como su Coche en Ourense ha sido multado no se encuentran satisfechos con este suvenir.

Coches en Orense conducidos por extranjeros llevan 621 multas
Coches en Orense conducidos por extranjeros llevan 621 multas

 

Los conductores extranjeros tienen que pagar sus multas al momento

Hay que empezar por aclarar que con independencia de que se trate de un ciudadano de la Unión Europea o de fuera de ella, cuando un extranjero recibe una multa está obligado por ley a pagar la infracción de tráfico cometida de manera inmediata. Naturalmente aunque la multa se pague no quita para que el sancionado pueda recurrir la multa con los mismos derechos que si se le hubiera impuesto a una persona con residencia en nuestro país.

Muchas de estas personas extranjeras que reciben una multa se acerca a la Jefatura Provincial de Tráfico para verificar que realmente han cometido un exceso de velocidad mediante visualizar las imágenes del radar. Una vez comprobado suelen elegir pagar finalmente la multa y pudiendo a cogerse al 50% de reducción por pronto pago

Multas a coches en Ourense con conductores extranjeros

En este 2015 Trafico ha tramitado ya un total 658 multas impuestas a coches en Ourense con un conductor extranjero. Casi la totalidad de los que han sido sancionados habían sobrepasado los límites de velocidad.

Hay radares móviles que comunican al momento la infracción a la patrulla de la Guardia Civil que se encuentre más próxima a ellos para que se encargue de interceptar al coche en Ourense, sea o no sea su conductor extranjero el pago de la sanción debe realizarse al momento, con independencia de que el conductor manifieste no contar con liquidez.

Cuando es un radar fijo se sigue el mismo trámite estemos hablando de un conductor español o foráneo, se comunica la multa al infractor de manera ordinaria y se exige el pago de la misma.

Como es lógico por proximidad la mayor parte de las sanciones a coches en Ourense con un propietario extranjero pertenecen a ciudadanos portugueses o franceses.

Hubo un tiempo que cuando el sancionado era de fuera de nuestras fronteras la multa quedaba sin pagar, aun siendo las infracciones mucho más graves que aquellas cometidas por conductores gallegos, sobre todo en lo que tiene ver con los excesos de velocidad. Llegando incluso a ser las violaciones de las normas de tráfico constitutivas de delito.

Los conductores de coches en Ourense extranjeros condenados en 2015

Esto último lo demuestra el que en lo que llevamos de 2015 ya han sido condenados por delitos contra la seguridad del tráfico 23 personas que conducían coches en Ourense pero que eran de nacionalidad extranjera. 20 de ellos portugueses, dos franceses y un polaco. Curiosamente los dos franceses residían igualmente en Portugal.

Para el Jefe Provincial de Tráfico David Llorente destaca que es fundamental el trabajo que se lleva a cabo en esta provincia gallega por parte de la Guardia Civil a la hora de identificar a los conductores extranjeros que comenten una infracción en la carretera. Destacando la importancia que tiene que los propio conductores portugueses sean conscientes de que deben cumplir las normas de tráfico cuando estén en nuestras carreteras y también que si las incumplen estarán obligados a cumplir con la sanción que se les imponga.

Cabe destacar que en todo este año 2015 no se ha contabilizado la muerte de ningún conductor extranjero en Ourense en accidente de circulación, algo que tampoco aconteció en 2014. Sin embargo en 2013 un ciudadano de Portugal sufrió un siniestro mortal al ser atropellado por un conductor del mismo país.

En el extranjero también exigen que los conductores españoles paguen al momento

Pero no pensemos que nuestro país cuenta con unas leyes más duran que otros. Cuando salimos fuera de nuestras fronteras y conducimos un coche, también estamos obligados a pagar la sanción al momento y además en efectivo. En el caso de no contar con el efectivo necesario para hacernos cargo del pago, algo que no es nada infrecuente, son acompañados hasta un cajero automático para sacar el dinero necesario para hacer frente a la sanción. En el caso de que tampoco de esta manera se consiga pagar la multa, el coche quedará inmovilizado hasta que se cubra su importe. En el caso de que el conductor haya cometido un delito contra la seguridad del tráfico el vehículo permanecerá igualmente inmovilizado hasta que el conductor no pase a disposición judicial.

Para evitar estos problemas lo mejor es siempre cumplir con las normas de circulación, tanto si estamos en nuestro país como en otro.

Dejar respuesta