Hace pocos días conocíamos como el mes que viene habrá un millón de coches eléctricos en todo el mundo, una cifra pequeña si la comparamos con la totalidad de vehículos existentes, pero que no deja de ser un primer paso para conseguir su futura implantación en nuestras carreteras. Cuanto más sube el sector, más se trabaja en conseguir que sean más competitivos y sobre todo más seguros este tipo de automóviles. Por eso ahora hemos conocido cómo se está trabajando en conseguir que los coches eléctricos sean menos silenciosos y por lo tanto los peatones puedan escuchar su llegada.

Coche electrico Nissan
Coche electrico Nissan

El silencio de los coches eléctricos es peligroso

Como decíamos el que se hayan incrementado las ventas de vehículos eléctricos ha llevado a que se trabaje en que tengan mejores prestaciones, no solo en cuanto a la duración de su batería, los tiempos de recarga o el contar con más puntos para efectuarla, sino también en que sean seguros para todos. Los expertos no se ponen de acuerdo acerca de si es una ventaja o una desventaja el hecho de que este tipo de vehículos sean sumamente silenciosos. Es verdad que el contribuir a reducir las altas tasas de ruido de las ciudades es algo muy positivo. Pero por otro lado puede convertirse en un serio peligro para los peatones puesto que no van a percibir que se acercan estos coches.

Nissan quiere que los coches eléctricos sean audibles

Finalmente el fabricante japonés Nissan ha terminado de desarrollar un sistema de alerta que es capaz de producir señales acústicas que pueden escuchar los peatones que sirve para advertirles de que un coche eléctrico se aproxima. Eso sí, teniendo siempre presente el no contribuir a los problemas de ruido que viven las ciudades, tal y como afirma el mencionado fabricante.

El proyecto del que estamos hablando se llama e-VADER y está apoyado por la Comisión Europea. Para el encargado de dicho proyecto, David Quinn, la seguridad de los peatones es un asunto prioritario para Nissan, de hecho es los más importante para la firma. Además comenta como su meta ha sido hallar un equilibrio perfecto entre garantizar que la presencia de los vehículos sea clara para el viandante, al tiempo que no se incrementa en demasía los niveles acústicos de las ciudades. Puesto que el reducir la contaminación acústica es uno de los grandes logros de estos coches.

El proyecto e-VADER para los coches eléctricos

El proyecto e-VADER ha conllevado tres años de arduo trabajo puesto que ha aglutinado diferentes tecnologías. El propósito era garantizar que los sonidos desarrollados eran perfectamente audibles para los peatones pero que a la vez perjudicaran lo menos posible a los niveles acústicos de las ciudades. En un principio probaron con sonidos parecidos a las sirenas, pero como es obvio pronto comprobaron que resultaban francamente molestos.

Finalmente el sistema cuenta con una cámara en el parabrisas que tiene la finalidad de detectar peatones, ciclistas y cualquier otra persona para la que el coche eléctrico pueda representar un riesgo. Cuando se detecta un individuo, hasta seis altavoces instalados en el vehículo dirigen el sonido hacia el coche eléctrico para poder avisarle de su cercanía. Aun así el sonido está cinco decibelios por debajo del ruido que emite cualquier turismo con un motor gasolina o uno diésel. Sin duda una gran aportación para este tipo de automóviles.

Coche eléctrico, Nissan busca que no sean tan silenciosos
Coche eléctrico, Nissan busca que no sean tan silenciosos
Cargador inalámbrico para los coches eléctricos

Siguiendo con el tema de los vehículos eléctricos ahora hemos conocido que Elix Wireless, una empresa dependiente de la Universidad Británica de Columbia, en Canadá, ha presentado un cargador inalámbrico de 10kW para coches eléctricos. Es el primero con esta potencia. Esta misma compañía ya había creado hace pocos meses un cargador inalámbrico pero de solo 1 kW.

El E10k, el nombre de dicho cargador, emplea la tecnología creada por Elix Wireless y ofrece en palabras de sus responsables una solución de carga más segura y más rápida, incluso cuando se cuenta con condiciones climáticas difíciles y en entornos peligrosos.

El cargador funciona a una frecuencia muy baja, 120-149 Hz, que es 1.000 veces inferior al que emplean otros sistemas. Su funcionamiento hace que como decíamos no sea peligroso cuando se está cerca de gas, químicos o petróleo. Para Elix Wireless su cargador inalámbrico para coches eléctricos es sin duda el más seguro del mercado.

No se conocen muchos más datos sobre este dispositivo, pero sí ha transcendido que pesa nada menos que 45 kilos. Desde la compañía reconocen que este hecho representa una sería dificultad a la hora de colocarlo en coches pequeños, pero que no habría problemas con los de gran tamaño. Está claro que si se cumplen los augurios de muchos acerca de que los coches eléctricos son el futuro, cada vez se trabajará más en un aspecto fundamental, facilitar su carga a todos los niveles.

Estaremos atentos a más novedades al respecto.

Dejar respuesta