La provincia de Pontevedra esconde muchos rincones y pequeños pueblos que hacen que sea una provincia digna de recorrer con calma y sin horarios. Las Rías Baixas son una de las zonas más visitadas del norte de España por su belleza natural y por la buena acogida que sus habitantes dan a los turistas. Cada vez son más los extranjeros a los que les gusta perderse por estas tierras y se sorprenden con cada nuevo destino al que llegan.

Muchos de estos turistas llegan a Galicia en avión, aterrizan en Santiago o en A Coruña y buscan cómo desplazarse por la comunidad. Para recorrer la provincia de Pontevedra es preferible no utilizar el transporte público, ya que no llega a algunos puntos más alejados y nos obliga a estar pendientes de los horarios. El coche es la mejor opción y no siempre un coche de alquiler es lo más rentable que se puede encontrar. Para turistas que vienen de lejos y planean pasar unas largas vacaciones por España, una muy buena opción es decidirse por uno de los coches de segunda mano y ocasión que se venden en Pontevedra para viajar a su aire y con la posibilidad de volverlo a vender antes de regresar a casa.

Una vez solucionado el problema del transporte, llega el momento de elegir la mejor ruta para conocer Pontevedra. La ruta de las Rías Baixas recorre 300 kilómetros disfrutando de las rías de Corcubión, Muros, Arosa, Aldán, Pontevedra y Vigo.

A lo largo de esta ruta se encontrarán pueblos marineros con un gran legado histórico como Muros, bonitas playas donde bañarse como la playa de Castro de Baroña, importantes puertos pesqueros como el de Ribeira, parques naturales como el de Corrubedo, zonas de arenales donde trabajan las mariscadoras como las de Caramiñal e incluso torres vikingas en la orilla de la ría como en Arosa.

Este fantástico recorrido junto con la compañía de los gallegos que siempre son amables con sus visitantes y la fantástica gastronomía de Pontevedra harán de este recorrido un recuerdo inolvidable.

Dejar respuesta