Está claro que el formar una familia cambia nuestra vida a todos los niveles. Tener hijos es maravilloso, pero en cierto sentido rompe nuestros esquemas, por muy planeado que tengamos nuestro futuro, es una auténtica revolución. En mayor o menor medida supone que restructuremos nuestros planes o costumbres, o que quizás tengamos que hacer modificaciones en nuestro horario de trabajo. No podemos olvidar que es muy posible que tengamos que hacer reformas en casa o al menos preparar una habitación. Otro de los cambios que es probable que tengamos que hacer es el de vehículo. Un niño, o más de uno, necesita un tipo de automóvil que puede que difiera bastante del que tenemos actualmente. Como es una época de muchos gastos te contamos cómo los padres pueden comprar coches de segunda mano familiares.

Coches de segunda mano familiares, guía para su compra
Coches de segunda mano familiares, guía para su compra

Comprar coches de segunda mano familiares: empezamos

El primer paso es que pienses bien en tus necesidades. Es decir, no es lo mismo un vehículo si nuestra intención es tener un único hijo que si pensamos en formar una familia numerosa.

Además, deberíamos pensar que tipo de actividades vamos a realizar con él. Es decir, si vamos a ir de vacaciones, si necesitaremos un gran maletero, si tenemos la costumbre de llevar no solo a nuestros hijos, sino también a los abuelos, por ejemplo, y no olvidar que no es lo mismo si nuestros hijos ya son mayores y llevan solo un alzador o son bebés, cuyas sillitas ocupan en ocasiones más de un asiento en un vehículo de tamaño medio.

¿Cuánto gastaremos? En el mercado podemos encontrar coches de segunda mano familiares de un sinfín de precios, por lo que antes de elegir un modelo, deberíamos tener claro con qué presupuesto contamos.

Una vez que ya tienes este punto claro llega el momento de buscar las mejores ofertas. Ten cuidado con los chollos que no estén justificados, alguien puede tener un motivo de peso para vender un vehículo con urgencia, entonces un precio económico puede ser lógico. Pero en otras ocasiones detrás de un chollo se encuentra un vehículo con problemas.

Coches de segunda mano familiares
Coches de segunda mano familiares

Comprar coches de segunda mano familiares: todo comprobado

Una vez que ya tienes claro el coche que deseas adquirir no dudes en mostrarte prudente. Prueba el coche para ver su funcionamiento, pero también deja que su dueño lo lleve unos cuantos kilómetros, su manera de conducir te mostrará en cierta medida el trato que ha tenido el vehículo.

Lo ideal sería que lo llevarás a un taller de confianza para que puedan hacerle una revisión completa, pero no siempre será posible. Aun así, revisa tú mismo lo que puedas, como el motor, el interior o los neumáticos.

No dejes de asegurarte de que la silla de paseo de tu hijo podrá guardarse en el maletero o que en los asientos de atrás haya espacio suficiente para el portabebés.

Si la seguridad es siempre importante, cuando compramos coches de segunda mano familiares lo es todavía más. No olvides que en el modelo que escojas viajaran las personas que más quieres en el mundo.

Comprueba todos los elementos de seguridad con los que cuenta el vehículo y que además se encuentren en perfecto estado.

Otro punto importante es que cuenten con los sistemas de enganche Isofix para poder conectar la silla de seguridad al asiento de manera más sencilla, no todos los coches los tienen y cuanto más antiguo sea el elegido menos posibilidades tendrás de que disponga de él.

Comprar coches de segunda mano familiares: características

Estas son algunas de las características en las que debemos fijarnos cuando estamos analizando los distintos coches de segunda mano familiares:

  • Puertas. No solo te fijes en el número de puertas, sino también en la comodidad para entrar y salir del coche o para introducir en los asientos a los niños y sus sillas de seguridad, algunas de un tamaño considerable. Una opción muy interesante, pero que no está disponible en todos los vehículos, son las puertas correderas.
  • Asientos. Ten en cuenta que necesitarás contar con al menos tres asientos traseros. Si el respaldo es alto la silla se colocará mejor. Una opción muy interesante son los coches en los que se pueden plegar los asientos. Ganarás espacio de almacenaje a la vez que cuentas con la posibilidad de poder llevar a más personas si es necesario.
  • Maletero. Sin duda es crucial para una familia el disponer de un amplio maletero en el que poder llevar las maletas cuando vamos de viaje o la compra. Pero no olvidemos los muchos utensilios que necesita un niño, asegúrate de disponer del espacio suficiente para poder trasportarlos sin problemas. Nunca pienses que un maletero es demasiado grande, te sorprenderá lo pronto que se quedará pequeño.
  • Almacenamiento. Además de tener un buen maletero es muy importante que el interior del vehículo cuente con distintos espacios de almacenamiento. No solo la guantera, sino otros lugares donde puedas guardar todo aquello que necesitas tener siempre a mano. Donde puedan ordenar sus juguetes, pero también las toallitas o pañales. No está de más contar con un lugar donde los niños puedan apoyar las bebidas, reducirán los daños que sufrirá la ya castigada tapicería.
Compra coches de segunda mano familiares: qué modelo escoger

Generalmente cuando vamos a comprar un coche solemos tener muy claro qué estamos buscando, sabemos hasta el color que deseamos. Sin embargo, hay que ser conscientes de que cuando nos metemos en el mercado de los coches de segunda mano familiares las opciones son más limitadas.

Estos son los modelos entre los que podemos elegir:

  • Monovolúmenes. Son el coche familiar por antonomasia por el espacio y la comodidad.
  • Sedanes. Son las berlinas, coches cómodos y seguros.
  • Rancheras. Cuentan con un gran espacio y son muy prácticas a la hora de cargar el maletero.
  • SUV. Triunfan por su estética, comodidad y tamaño.

Ser padres es una gran experiencia, que eso sí proporciona algún que otro dolor de cabeza. Si no quieres que uno de ellos sea tu vehículo utiliza nuestra guía para adéntrate con éxito en el mercado de los coches de segunda mano familiares.

Dejar respuesta