Si nos preguntaran en qué momento de la vida de un vehículo entra más en el taller, seguramente responderíamos que cuando cumple más años, parece logico. De hecho hay una frase que utilizan muchos de los que adquieren un vehículo: Si te compras un coche nuevo te olvidas de problemas durante por lo menos cuatro o cinco años. Sin embargo según un estudio que acabamos de conocer cuando más acude un automóvil al taller es paradojicamente en sus primeros cinco años de vida y son los coches de más de 10 años los que menos lo visitan.

coches de mas de 10 años
coches de mas de 10 años

Presente y futuro del sector postventa

Audatex es una consultora que está presente en unos 70 países y es especialista en soluciones digitales para gestionar los riesgos y activos del asegurador y al mismo tiempo la postventa del automovil, con el fin de una mejor experiencia por parte de sus clientes. Con este fin ha realizado un informe llamado “Presente y futuro del sector postventa”. Pretendían conocer cuál es el período de la vida de un coche en el que realiza más visitas a los talleres. Concluyeron que el 52,1% de ellas suceden en los cinco primeros años, tanto por problemas mecanicos como de carrocería.

Los coches de más de 10 años y su presencia en las carreteras

Puede resultar curioso que cuando más se visiten los talleres sea al principio de la vida del coche. Sobre todo teniendo en cuenta que los coches de ocasión de más de 10 años suponen un 53% de todos los que circulan en España. Pero si meditamos en el asunto concluiremos que tal y como indica José Luis Gata, responsable del Mercado Postventa de Audatex, estas cifras son lógicas, ya que los vehículos más antiguos son los que menos visitan los talleres y lo hacen solo para reparaciones imprescindibles, ya que no suele compensar el coste de la reparación si se compara con el valor del coche.

Más visitas de coches de más de 10 años, menos ingresos

Otro dato a tener en cuenta, es que antes de que empezara la crisis económica las visitas de los vehículos de hasta 5 años de edad suponían un 46% de todos los ingresos que recibía un taller, mientras que ahora representan el 32%. Como no podía ser de otra manera en los coches de más de 10 años las cifras han dado también la vuelta pero a la inversa, han pasado de un 18% antes de la crisis a un 30% es este 2015. Algo que ha significado un gran impacto en el balance de los talleres dedicados a este tipo de reparaciones, ya que si cuando más se reparan es en esos primeros 5 años, pero bajan las visitas a los talleres, el efecto en las cuentas es evidente. No se van a ver compensados los ingresos por el aumento de las visitas de los coches de más de 10 años ya que estos efectúan menos reparaciones. Resultado final, una clara pérdida de rentabilidad en el sector de la postventa.

La crisis económica y su efecto en las reparaciones

Debemos considerar que desde que el sector de la automoción alcanzara su máximo histórico en cuanto a cifra de matriculaciones en 2007, ha vivido inmerso en una crisis de la que parece estar saliendo. Los problemas en la economía han tenido su influencia en el tipo de reparaciones que efectúan los talleres, carrocería y mecánica. Antes de la crisis, este tipo de reparaciones estaba equilibrado en los vehículos de menos de 5 años, que como decíamos son los que más rentabilidad aportan a los talleres. Sin embargo en los últimos años las reparaciones en la carrocería se han reducido con respecto a la que se realizan de mecánica. No es algo que nos pueda sorprender, ya que las segundas suelen ser imprescindibles para seguir circulando.
En cuanto a los coches de más de 10 años, ha subido el porcentaje de reparaciones, especialmente en la carrocería. Os preguntaréis cómo puede suceder esto, si es el tramo que concentra menos visitas a los talleres, la respuesta está clara es por el número de vehículos que hay en este momento con una antigüedad de más de una década. Cifra que ha aumentado vertiginosamente desde el 2007 y que se espera que alcance los 16 millones de unidades en 2017, lo que supondrá más del doble de los que había cuando comenzó la crisis económica. Si nos fijamos en su evolución, vemos que las reparaciones de carrocería en los automóviles de más de 10 años, representaron un 14% en 2011, un 25% en 2014, este año un 30% y se calcula que para el 2020 sea el 37%.
Aunque las cifras que hemos visto no parecen demasiado halagüeñas, se confía en que los buenos datos de ventas de los últimos meses representen también una inyección para el sector de la postventa. Confiemos en que así sea.

Dejar respuesta