Si se cumplen las previsiones más optimistas de quienes se han embarcado en un proyecto de este tipo, dentro de poco tiempo los coches autónomos serán habituales en nuestras carreteras. Lo que hoy está en fase de pruebas en pocos años será una opción atractiva para muchos. Es cierto que a día de hoy nos puede parecer mentira que algo así suceda, pero solo hay que fijarnos en nuestro smartphone y recordar el primer teléfono móvil que tuvimos para darnos cuenta de cómo avanza la tecnología a pasos agigantados. Por eso no nos sorprenden que los coches autónomos cada vez tengan más presencia en las noticias de actualidad como veremos a continuación.

coches autónomos
coches autónomos

El coche autónomo de Google, una gran inversión en su seguridad

Los coches autónomos de Google son uno de los pioneros de este campo, de ahí que todo lo relacionado con ellos se convierta en noticia rápidamente. Mucho está trabajando el gigante de Internet en dotar a estos vehículos de toda la seguridad necesaria para que pronto podamos verlos circulando por nuestras calles como algo normal. Millones de dólares invertidos en los sistemas más avanzados para que, por ejemplo, consigan percibir cualquier obstáculo o señal de tráfico que se cruce en su camino.

Sin embargo, todos estos esfuerzos podrían irse al traste con la última noticia que hemos conocido y es que podrían ser fácilmente saboteados. De ser así, prácticamente sus desarrolladores tendrían que volver a empezar el camino de hacer del coche autónomo un vehículo prácticamente 100% seguro.

Se puede engañar a los coches autónomos con solo una Raspberry Pi

Hay diferentes compañías de seguridad que se dedican evaluar cómo funcionan otras. Una de ellas Security Innovation ha llevado a cabo un análisis en el que han visto que existe un fallo de seguridad en el funcionamiento de los coches autónomos, sus sensores. Comentan como la mayoría de los coches autónomos del momento emplean sensores LIDAR cuya tecnología está basada en utilizar láseres para medir la distancia que separa al vehículo de los distintos objetos que se encuentra a lo largo de la marcha.

Una Raspberry Pi, que es un pequeño ordenador que cuesta menos de 60 doláres, y que en este caso ha sido utilizado por la compañía de seguridad para comprobar la vulnerabilidad de los sistemas de seguridad del coche autónomo. Quien tenga la intención de manipular este tipo de vehículos solo tiene que reconocer la información que envían los sensores del coche autónomo y una vez conseguido puede enviar los datos que el mismo desee de forma sincronizada. De esta manera se engaña al auto haciéndole pensar hay obstáculos que en realidad no existen.

Pongamos un ejemplo. La Raspberry Pi se puede emplear para hacer creer al coche que hay otro vehículo delante de él, algo que en realidad no es cierto otambién podría llegar a bloquear el sistema del vehículo saturando de información a sus sensores. Es decir convenciendo al coche de que hay multitud de obstáculos a su alrededor, provocando que literalmente el coche se sature y deje de funcionar. Lo peor de todo, es que como recalcan los autores de esta investigación conseguir que esto suceda es relativamente sencillo.

No solo están en riesgo los coches autónomos

Además hay que apuntar que aunque estamos hablando de coches autónomos hay otros vehículos que cuentan con este tipo de tecnología, con radares LIDAR, que serían también susceptibles de sufrir un ataque similar a este.

Eso sí, la buena noticia es que los estudios de esta clase sirven para detectar problemas a los que una vez conocidos se les puede tratar de encontrar la solución más adecuada. Pero sí que ponen de manifiesto que es necesario seguir trabajando en pro de la plena seguridad de los coches autónomos, para que se conviertan en una alternativa real para todos.

Coches autónomos de Uber

Siguiendo con el mismo tema, pero cambiando de compañía, hemos sabido ahora que la polémica Uber tiene su propio proyecto de coches autónomos. Hasta ahora estaba colaborando con un propósito similar con la Universidad Carnegie Mellon en Pittsburgh, pero ha decidido emprender su propio camino.

En este nuevo intento, está contando con colaboración de Tucson y con la Universidad de Arizona. No es una elección al azar sino producto de que el gobernador de este estado, Doug Doucey, ha aprobado una ordenanza que faculta el uso de los coches autónomos en sus carreteras.

En palabras del Gobernador de Arizona la colaboración con Uber se realizará por las siguientes razones:

Nuestra administración se ha centrado intensamente en ayudar a las empresas del siglo XXI como Uber a hacer crecer su huella y triunfar en nuestro estado, y el anuncio de hoy es la última señal de que está funcionando.

En agradecimiento a esta colaboración la empresa estadounidense donará 25.000 dólares a la Universidad de Arizona, para estimular las investigaciones tecnológicas.

Sin duda, los coches autónomos seguirán siendo protagonistas de las noticias.

Dejar respuesta