Imagina que siempre has vivido en una gran ciudad con todas las ventajas que representa en cuanto a movilidad. Todo tipo de transportes públicos con horarios diferentes, que hacen que en cualquier momento que los necesites estén disponibles. Por esa razón en ningún momento has visto la necesidad de sacarte el carnet de conducir. Ahora tu vida cambia y te mudas a un pueblo o una ciudad mucho más pequeña. Donde los autobuses pasan, con suerte, cada media hora. Necesitas desplazarte para realizar diversas gestiones, pero el estar pendiente de ese autobús que pasa con tan poca frecuencia te complica mucho la tarea. Entonces de repente se te ocurre cuál puede ser tu alternativa, los coches sin carnet. En este artículo podrás encontrar toda la información que necesitas sobre ellos.

COCHES SIN CARNET
COCHES SIN CARNET

Qué son los coches sin carnet

Técnicamente tenemos que empezar por decir que el coche sin carnet no es un coche, es en realidad un cuadriciclo ligero. Aun así continuaremos refiriéndonos en el artículo a ellos como coches sin carnet. Su cilindrada no puede superar los 50 centímetros cúbicos, su velocidad máxima legal es de 45 kilómetros por hora y su masa en vacío, es decir sin estar cargados, tiene que ser inferior a 350 kilos, tampoco se tendría en cuenta el peso de la batería en caso de ser eléctricos. La potencia máxima de su motor no puede situarse por encima de los 4 KW.

Permiso necesario para los coches sin carnet

Aunque no es necesario contar con el carnet de conducir tipo B, sí requieren este tipo de vehículos un permiso para poder conducirlos. Es el de clase AM que lo expiden las distintas Jefaturas Provinciales de Tráfico. Para solicitarlo es requisito imprescindible el haber cumplido los 15 años. Además es necesario superar un examen psicotécnico en un centro autorizado y un test de entre 16 y 30 preguntas, actualmente suelen constar de 20. Hay que realizar una prueba cuya complicación dependerá de si el permiso es sin restricciones, para conducir cualquier ciclomotor de entre 2 y 4 ruedas, o con restricciones, para cuadriciclos ligeros o triciclos, y no ciclomotores de dos ruedas. Quien obtiene un permiso de clase A1, A2 o A tiene implícita la concesión del AM. Por supuesto también quienes posean el B.

Por dónde pueden circular los coches sin carnet

Un coche sin carnet no puede circular ni por autopistas ni por autovías. En el resto de calzadas siempre debe hacerlo por el arcén si es transitable y en caso contrario, por la parte más hacía la derecha de la vía.

Tipo de seguro de los coches sin carnet

Cuando tenemos un coche sin carnet estamos obligados como con cualquier otro vehículo a suscribir un seguro de responsabilidad civil, el conocido como seguro a terceros. Que viene a cubrir, con algunos límites lógicos, las obligaciones contraídas en caso de accidente por los daños ocasionados a otras personas o bienes materiales.

Otros requisitos de los coches sin carnet

Las placas de matrícula de un coche de este tipo cuentan con un fondo amarillo, sobre el cual se colocan las letras y los números en color negro. Aunque no están obligado al pago del impuesto especial sobre algunos vehículos, sí al de tracción mecánica. Los coches sin carnet tienen que pasar la ITV, están exentos los 4 primeros años y después deben realizar la inspección cada 2.

Consejos para la circulación

Nunca hay que olvidar que el coche sin carnet es por definición lento, por lo que es imprescindible tratar de no entorpecer la marcha del resto de vehículos que circulan por la calzada. Para ello deben optar como decíamos por el arcén siempre que sea posible. Está prohibida su marcha por autovías y autopistas. No pasemos nunca por alto que el tiempo que vamos a necesitar para realizar cualquier maniobra es superior al de los demás vehículos, por lo que debemos tomar todas las precauciones posibles antes de emprenderla. Recordemos estos tres principios básicos: Observar, señalizar y ejecutar. Al ser de menor tamaño hay que procurar que siempre sean visibles, por lo que resulta apropiado que sean de colores llamativos y lleven alguna señal que permita que no pasen desapercibidos. Seamos conscientes de un hecho, somos más débiles que la mayoría de quienes comparten la carretera con nosotros, tener esto constantemente presente será clave para evitar en la medida de lo posible los accidentes.
Los coches sin carnet tienen muchas ventajas, un precio inferior, facilidad para encontrar aparcamiento y son una alternativa al trasporte público para quienes no pueden conducir otro tipo de vehículos, por citar solo algunas. Pero no hay que olvidar sus riesgos. Por eso si vas a elegir esta opción, extrema siempre las precauciones.

Dejar respuesta