La tecnología está llegando al sector de la automoción a pasos agigantados y aun así podemos decir que esto no ha hecho más que empezar. Por eso constantemente nos llegan noticias relacionadas con este tema. Hoy hemos conocido que Changan una compañía china fabricante de coches está preparando un nuevo vehículo con comunicación WiFi.

Changan, coches conectados, tecnología, coches autónomos
Changan, coches conectados, tecnología, coches autónomos

Changan quiere lanzar los coches conectados para 2018

Changan es uno de los fabricantes de coches más importantes de China, lo que de por sí ya es mucho y ahora pretende dar un paso más allá para conquistar un nicho mayor de tan competitivo mercado. Está efectuando pruebas con una nueva tecnología con el fin de evitar los accidentes y mejorar los problemas de tráfico. Todo esto va a ser posible gracias a que los vehículos estarán comunicados entre sí y también con las señales de tráfico. Su objetivo sería implantar esta tecnología para el año 2018, tomando ventaja a la mayoría de fabricantes estadunidenses, aunque el proyecto necesita avanzar todavía más para convertirse en una realidad.

Los coches de Changan conectados mediante tecnología V2V

Esta empresa, que es propiedad del Gobierno de China, experimenta con una tecnología llamada V2V, siglas que corresponden en español a vehículo a vehículo, y V2I, vehículo infraestructura, en su centro de Investigación y Desarrollo de Plymouth en Michigan, Estados Unidos. A pesar de este dato Changan no tiene planes de lanzarse al mercado estadounidense, aunque tampoco es algo que se pueda descartar al cien por cien.

En qué consiste la tecnología V2V

La tecnología V2V consiste en un método económico y eficaz para tratar de evitar los accidentes al tiempo que se regula el tráfico. Permite a los coches transmitir toda la información referente a la posición del vehículo, la velocidad a la que circula e incluso la trayectoria que mantiene. De esta manera los ordenadores que incorporan los coches son capaces de utilizar la información que obtienen para prever un choque inminente y lanzar entonces un aviso que trate de impedir la colisión.

Es decir si se cruzan dos coches que cuenten con esta tecnología en una curva ciega, por ejemplo, la tecnología V2V emitirá dicho aviso para evitar que tengamos ningún problema. Pero está claro que para que funcione tienen que llevarla ambos vehículos.

También sirve para reconocer peligros que puedan estar presentes en el trayecto siempre y cuando las señales de tráfico dispongan también de este tipo de tecnología. Nos pueden alertar de una curva peligrosa, de un badén o de un stop.

Changan mejores intenciones que posibilidades

A pesar de los planes que tienen Changan, el fabricante se enfrenta a un problema y es que China es un país aún con una baja cifra de vehículos circulando en relación a su población, por lo que la implantación de este tipo de tecnología se vuelva más complicada. De esta manera habrá que esperar hasta el año 2018 para saber hasta qué punto consiguen ofrecer un producto verdaderamente interesante. No olvidemos que para que esta tecnología tenga sentido deberían contar con ella la mayor cantidad posible de coches en el país y esto resulta de momento complicado.

Coches autónomos de Google

Cambiamos de tema pero seguimos uniendo tecnología y motor. Aunque mucho se ha hablado, y se hablará de los coches autónomos de Google, ahora hemos conocido un dato más concerniente a este proyecto en el campo de la automoción. Desde 2011 cuentan con una empresa, Google Auto LLC, encargada directamente del desarrollo de este tipo de vehículos.

El motivo de crear una filial no es otro que el de hacer frente en las mejores condiciones posibles a algunos riesgos relacionados con el desarrollo y la comercialización de su coche autónomo. Es decir pretenden que si el día de mañana hubiese cualquier clase de contrariedad, no solo contar con una empresa responsable, sino principalmente que no salpique a la propia Google en ningún caso.

La responsabilidad de Google Auto LLC con los coches autónomos

No podemos obviar que durante este tiempo Google Auto LLC se ha limitado a llevar a cabo todo el papeleo relacionado con los coches autónomos, pero en un futuro podría ser el nombre elegido para comercializar este tipo de vehículos.

Para que nos hagamos una idea, esta decisión la tomó Google coincidiendo con el momento en el que sustituye los Prius de Toyota por Lexus. De hechos Google Auto LLC es directamente responsable de la fabricación de todos los modelos de coches autónomos Lexus hasta la fecha, un total de 23.

Eso sí, también Google ha creado su propio y particular coche autónomo del que ya conocemos algunos datos más. Por ejemplo que cuenta con dirección trasera y que su motor eléctrico es de 20 a 30 kW, para que tengas una referencia, el coche autónomo de Tesla, el Model S, tiene 300 kW.

No lo olvides, la tecnología y el motor nos van a dar muy pronto nuevas posibilidades al volante.

Dejar respuesta