Desde que hace algunas semanas estallara el caso Volkswagen no hay día en el que no nos encontremos alguna noticia relacionada con este espinoso asunto. Como a buen seguro recordaréis durante años estuvo manipulando el software de sus vehículos para que falsearan los resultados de las pruebas de emisiones contaminantes a su favor, las de óxidos de nitrógeno. Este escándalo ha dejado a la altura del betún el prestigio de la compañía alemana, pero además se traducirá en importantes pérdidas a lo largo de los próximos meses e incluso años, debido por un lado a las millonarias multas e indemnizaciones que va a tener que pagar y por otro a los coches que dejará de vender. Te contamos las últimas novedades sobre el caso Volkswagen.

Caso Volkswagen podría haber coches gasolina implicados
Caso Volkswagen podría haber coches gasolina implicados

El nuevo caso Volkswagen

El caso Volkswagen acaba de alcanzar una nueva dimensión ya que de momento el Grupo tan solo había reconocido que había manipulado el software de unos 11 millones de coches en todo el mundo.

Sin embargo, en las últimas horas se ha visto obligado a admitir también que la investigación interna que están realizando ha mostrado unas incoherencias inexplicables en otras emisiones, las de dióxido de carbono en por lo menos 800.000 vehículos.

El nuevo caso Volkswagen les costará 2.000 millones de euros

Además ya han calculado cómo les va a salir este nuevo escándalo, unos 2.000 millones de euros que hay que sumar a su provisión de gastos para hacer frente al primer escándalo que es de 6.700 millones de euros.

Volkswagen no ha querido extenderse en cuanto a este nuevo problema descubierto. Eso sí, lo que ha quedado claro es que nos encontramos con un caso diferente al escándalo que hasta ahora conocíamos, en el que están envueltas otra clase diferente de emisiones.

Más detalles del nuevo caso Volkswagen

Tampoco ha comunicado cuándo se fabricaron los vehículos implicados, en qué países se han vendido o hasta qué punto superan los niveles permitidos. Como decíamos lo único que ha confirmado es el coste del asunto por el momento esos 2.000 millones de euros.

Traducido quiere decir que se han presupuestado 2.500 euros por coche afectado, una cifra muy superior a la que se calcula para los coches afectados por el que podríamos denominar como primer caso Volkswagen, unos 600 euros, por lo que sin lugar a dudas estaríamos hablando de un problema mucho más caro a la hora de darle una solución.

Las emisiones de dióxido de carbono un problema mayor

Si más adelante se confirma que hay dificultades con las emisiones de dióxido de carbono en coches europeos, el Grupo alemán podría enfrentarse a nuevos problemas.

El dióxido de carbono es uno de los máximos responsables del cambio climático a diferencia de lo que sucede con las emisiones de óxidos de nitrógeno.

La cantidad de emisiones de dióxido de carbono es clave a la hora de conceder ayudas a la compra de vehículos, tal y como sucede en España donde el Ministerio de Industria las tiene muy en cuenta antes de dar cualquier clase de ayuda a un fabricante de coches.

Desde la compañía han lamentado profundamente este nuevo caso Volkswagen y asimismo quisieron confirmar que van a empezar las conversaciones con las autoridades tan pronto como sea posible para resolver el problema cuanto antes.

Novedad del caso Volkswagen: podría haber coches gasolina implicados

Además hay otra novedad que hemos conocido en las últimas horas. Hasta ahora todos los vehículos afectados, que pertenecen a las marcas Volkswagen, Skoda, Seat y Audi eran diésel. Pero ahora el Grupo afirma que son en su mayoría del combustible mencionado, por lo que de sus palabras se puede entender que podría haber también vehículos con motores gasolina implicados en el escándalo, un dato sin duda hasta ahora desconocido.

Las consecuencias de este nuevo anuncio no se han hecho esperar, al poco tiempo las acciones de la compañía sufrían pérdidas superiores al 5% en la bolsa estadounidense.

El nuevo presidente de la compañía, nombrado en septiembre ya que el caso Volkswagen le costó el puesto al anterior, Matthias Müller ha declarado lo siguiente:

Desde el principio he sido partidario de aclarar las cosas de forma firme e implacable. No nos pararemos ante nada ni ante nadie. Este proceso es doloroso pero es nuestra única alternativa. Para nosotros, lo único que cuenta es la verdad. Eso es lo que Volkswagen necesita.

En el comunicado mencionado ha vuelto a reiterar que a pesar de todo este asunto los coches del fabricante son 100% seguros.

El escándalo ya se ha dejado notar en las ventas puesto que en Alemania han descendido un 0,7% y en Francia un 3%. Aunque en Estados Unidos se han incrementado en un 0,24%, esta cifra está muy alejada del crecimiento de dos dígitos que han experimentado los fabricantes rivales.

No sabemos qué camino seguirán las ventas, pero estamos convencidos de que este tema seguirá dando noticias.

Dejar respuesta