Viajar en invierno tiene mucho encanto. Si es por placer sobre todo. En primer lugar porque disfrutamos de unos días de descanso, además se rompe la rutina de los largos meses que separan un verano de otro. Nos sirve también para la práctica de algunos deportes exclusivos de esa época del año, como el esquí. Algo que tampoco hay que olvidar es la posibilidad de contemplar paisajes muy diferentes a los que veríamos si el viaje tuviera lugar en el tiempo de más calor. Como las montañas nevadas. Claro está que es algo que puede suponer alguna que otra dificultad. Especialmente si no estamos acostumbrados a desplazarnos en esta estación, el hacerlo con las carreteras con nieve puede ser todo un reto. No solo por las precauciones que hay que tomar tanto antes de salir como mientras conducimos, sino que es posible que sea la primera vez que nos enfrentamos a lo que nos puede parecer una ardua tarea, poner las cadenas a nuestro coche. Si es tu caso, no te preocupes, te vamos a contar cómo hacerlo de la manera más sencilla.
Tipos de cadenas
Vamos a hablar de 4 tipos de cadenas diferentes. Las cadenas clásicas, que son aquellas que se han utilizado toda la vida y las más económicas, las cadenas de tela, que son unas fundas de nylon y las cadenas mixtas, que combinan ambos modelos y son las más caras dentro de las más empleas. Hay una cuarta clase, las cadenas tipo araña que tienen un alto coste y que se recomiendan para quien las use con mucha frecuencia.
En qué ruedas poner las cadenas
Las cadenas tenemos que colocarlas en las ruedas que reciben la fuerza del motor. Si el coche tiene tracción trasera, el 75% de los modelos, hay que hacerlo en las ruedas delanteras. Si es de propulsión trasera, en los neumáticos de atrás. Mientras que si tiene tracción a las 4 ruedas, lo ideal es en las 4. En los 4×4 hay que leer el manual del vehículo, pero lo habitual es que también se pongan en las 4.

Las cadenas clásicas

Cadenas clasicas
Cadenas clásicas

1. Hay que comenzar por estirarlas en el suelo por completo.
2. Después hay que estirar el cable de acero por detrás de la rueda y enganchar el mecanismo.
3. Estiramos la cadena sobre la banda de rodadura del neumático y movemos el coche unos centímetros para que la rueda pueda pisar los eslabones y quede cubierta con la cadena.
4. Tenemos que unir los enganches y los tensores.
5. Como llevan tensores automáticos, se tensarán en el momento que comencemos a movernos.
Las cadenas de tela

Las cadenas de tela
Las cadenas de tela

1. Empezamos por desenrollarlas para estar seguros de montarlas de la manera adecuada.
2. Tenemos que imaginarnos que le estamos poniendo un abrigo a la rueda. Comenzamos por colocar la parte superior en el neumático, nos aseguramos de que el tejido quede bien puesto sobre la banda de rodadura y en los flancos de la rueda. Hay que ir estirando la cadena sobre toda la superficie.
3. Después suelta el freno de mano y mueve unos pocos centímetros el vehículo para que la rueda pise la funda. Luego puedes terminar de colocar la cadena, tirando de la tela para que cubra la parte del neumático que nos quedaba por enfundar.
4. Al arrancar el vehículo se terminará de producir el ajuste. Ten en cuenta que en el momento que deje de haber nieve en la carretera debes quitarlas, de lo contrario se estropearán. Una vez que llegues a casa tienes que lavarlas.
Las cadenas mixtas

Las cadenas mixtas
Las cadenas mixtas

1. La mayor ventaja de esta clase de cadenas es que son tan sencillas de montar como las de tela y tan eficaces como las de eslabones.
2. Ponemos el aro de nailon por detrás del neumático para ir extendiendo la cadena a lo largo de toda la banda de rodadura de la rueda. No tienen tensores por lo que esta operación es más sencilla.
3. Ahora haz que el coche ruede unos centímetros para que se coloque sobre los eslabones. Ya puedes terminar de estirar la cadena sobre el neumático.
4. Aunque la parte de la tela no esté totalmente centrada, al comenzar la marcha lo hará por sí sola. Cuando no haya nieve, retira de inmediato las cadenas. De lo contrario los eslabones podrían dañar la goma de la rueda.
Las cadenas tipo araña

cadena tipo araña
cadena tipo araña

1. Son muy sencillas de colocar. Lo único que hay que hacer es colocar un disco con tornillos en las llantas, que siempre tendremos ahí.
2. Después se coloca la cadena, las hay de varios tipos, enganchándola al disco fijo. Se hace rápidamente, pero tienen un precio muy elevado.
No olvides que con cadenas no se debe circular a más de 50 kilómetros por hora y que necesitarás aumentar la distancia con el vehículo que tengas delante, ya que la frenada es mayor. Ahora ya sabes cómo colocarlas, solo te queda decidir el modelo.

Dejar respuesta