Cuando estamos al volante jamás debemos hacer otra cosa que no sea conducir. Aunque parezca una obviedad, no lo es tanto sobre todo si tenemos en cuenta que una de las mayores causas de accidentes son las distracciones al volante. Cambiar la radio, atender el teléfono o fumar, por ejemplo, son prácticas que debemos desechar para que nuestro viaje sea más seguro. Contando con los cinco sentidos puestos en la conducción se producen accidentes como para descuidarnos. Si no prestamos una atención constante es más probable que tengamos un percance en la vía. Hemos conocido que por ejemplo uno de los accidentes en Galicia más comunes son los ocasionados por embestir a un animal en la carretera, algo que nos puede suceder con mayor facilidad si no prestamos la debida atención.

ACCIDENTES PROVOCADOS POR ANIMALES EN GALICIA
ACCIDENTES PROVOCADOS POR ANIMALES EN GALICIA

Casi 5 accidentes en Galicia al día por esta causa

Salvo en el caso de que revista una gran gravedad no suelen abrir los informativos pero cada día se producen 4,9 accidentes en Galicia debido al choque fortuito con animales de todo tipo especialmente contra corzos y jabalíes. De hecho de esos casi cinco que tienen lugar diariamente dos se producen en la provincia de Lugo, la que tiene una siniestralidad más alta de este tipo en toda España. Suponiendo el 34% de la totalidad de accidentes que se producen en la mencionada provincia. En A Coruña suponen un 12,4%, una cifra similar a la de Orense, un 12%, reduciéndose a la mitad en el caso de Pontevedra, lo que supone un 6% del total de la siniestralidad.

Los daños socioeconómicos de este tipo de accidentes en Galicia

Más allá del evidente daño ecológico que provocan estos accidentes en Galicia tienen un alto coste socioeconómico que los expertos calculan que es de 16.334.430 euros cada año en la Comunidad Gallega y de 105 millones de euros en todo el territorio español. Para obtener esta cifra se tienen en consideración tanto los daños materiales como todos aquellos que suponen la pérdida de vidas humanas, sin obviar la del animal implicado.

Estos datos proceden de la primera investigación de este tipo que se lleva a cabo en nuestro país y que ha estado a cargo del departamento de Zoología y Antropología Física de la Universidad Complutense de Madrid y cuyos datos han sido recogidos por la revista dedicada a cuestiones científicas Journal of Wildlife Research.

Para realizar el estudio se tuvieron en cuenta los accidentes de circulación causados por fauna salvaje, que no incluye los que intervienen vacas o caballos, sucedidos entre los años 2006 y 2012. En ese período las pérdidas se situaron en 700 millones en toda España y en 114.341.012 euros en Galicia. La investigación también determinó el coste per cápita anual, es decir lo que este tipo de accidentes nos cuestan a cada uno de los ciudadanos. A nivel nacional para los españoles fue de 2,28 euros, mientras que en Galicia fue bastante más del doble 5,86 euros. Una vez más hay que destacar la incidencia que tienen este tipo de accidentes en Lugo ya que ahí el coste fue de 19,41 euros.

Víctimas de los accidentes en Galicia con animales

Entre los años 2006 y 2012 se produjeron en toda Galicia un total de 12.694 atropellos a animales salvajes, lo que da una media de 1.812 anualmente, que ocasionaron la muerte de 3 personas. Además de 29 heridos graves y 191 leves. En el conjunto de España las muertes se elevaron hasta las 38, lo que significa un 0,22% de todas las que se producen a consecuencia de los accidentes de tráfico.

En los accidentes en Galicia influye la biodiversidad

Los investigadores por el momento han querido recopilar este tipo de datos para poner de manifiesto el grave problema que conlleva este tipo de accidentes en Galicia y en todas España. Relegan a estudios posteriores la explicación de por qué suceden y las medidas que se pueden tomar para paliar al menos en parte este serio problema. Sin embargo en el caso de la Comunidad Gallega el director del estudio, el profesor Antonio de Padua Sáenz de Santa María Muniategui, sí que apunta a la elevada biodiversidad de la zona y a que en muchas ocasiones en Galicia el bosque llega a la propia carretera. Además apunta a que es en las zonas de tráfico medio donde más accidentes de este tipo se dan.

Los animales que más accidentes causan son los corzos, los jabalíes y los conejos, aunque también aparecen rebecos, cabras montesas o ciervos. Incluso 24 linces que todos sabemos el grave peligro de extinción que sufren y un oso. Para solventar el problema se propone definir zonas de máximo riesgo en las que se extremen las precauciones, advirtiendo a los conductores y obligando a que se reduzca la velocidad en eso tramos. Lo que no aconsejan por el perjuicio medioambiental que acarrea es que se realice un vallado perimetral.

Sin duda un problema al que habrá que encontrarle solución.

Dejar respuesta